Demasiado castigo para Ponce en su estreno en Liga 2

Las de David Barrio caen por 48 a 66 ante Sant Adriá tras un cruel parcial en el último cuarto

Lovett con 18 puntos fue la máxima anotadora del partido.

La nueva aventura de Ponce Valladolid en Liga Femenina 2 ya es una realidad. El equipo entrenado por David Barrio ha debutado en el polideportivo Lalo García ante Sant Adriá, un equipo que la temporada pasada luchó por el subir de categoría hasta el último partido de la fase de ascenso. Después de un partido irregular, Ponce logró igualar el choque al término del tercer cuarto, pero un parcial de 4-20 en los últimos diez minutos dieron al traste con las esperanzas e impusieron demasiado castigo con la derrota por 48-66.

El partido comenzó con los fallos e imprecisiones propios de dos equipos aún en construcción, con la falta de puntería en los lanzamientos acorde al estreno liguero. Ponce aguantaba bien los arreones ofensivos de las visitantes, con Alejandra de la Fuente dominando en la pintura y manteniendo a las suyas con el rebote; 17-18 al término de los primeros diez minutos.

ponce-valladolid-sant-adria-baloncesto-liga-2-22El segundo cuarto comenzó con una gran sequía ofensiva para Ponce, con sólo dos puntos en cuatro minutos. Sant Adriá también estaba lejos de la imagen con la que terminó la pasada temporada, siendo uno de los equipos más destacados de la categoría de plata del baloncesto femenino nacional. El trabajo de Alejandra de la Fuente (12 puntos y 13 rebotes), evitó que la desventaja al descanso fuera mayor, 27-36 para las catalanas.

El tercer parcial comenzó con una auténtica sequía ofensiva, sin puntos por parte de ambos equipos durante los primeros 3.30 minutos de juego. Lovett asumió el liderazgo de las locales con cinco puntos seguidos, bien acompañada por Wilson en el juego exterior de Ponce, donde destacó Aldecoa en la dirección de juego. Esa renovada fluidez permitió a las de Barrio volver a tener opciones en el partido, 35-39 a falta de tres minutos y 39-41 tras dos canastas consecutivas de Alejandra.

Unas 300 personas asistieron al primer partido de Ponce en la temporada, con entrada gratuita en esta ocasión, y se animaron en este final de tercer cuarto, con los mejores minutos de las vallisoletanas, 44-46 y todo por decidir a falta de un parcial. Sin embargo, el desenlace sería cruel. La defensa zonal planteada por Barrio habilitó los triples de Sant Adriá, dos seguidos (10 de 24 en el partido) que volvieron a ampliar la ventaja, 44-52.

Ponce se atascó en ataque y se dejó llevar ante la impotencia de observar como el partido se alejaba cada vez más y se aproximaba al primer triunfo del equipo catalán. El 48-66 final fue injusto para lo visto sobre la pista y un castigo excesivo para un equipo que compitió durante tres cuartos y que tendrá que pulir detalles para demostrar que puede ser uno más en Liga 2.

No hay comentarios

Dejar respuesta