Un equipo construido con cabeza para abordar el objetivo del ascenso

El objetivo, según apunta el director general del club carmesí, Javier Casado, pasa por “luchar, luchar y luchar” en busca de lograr el tan ansiado ascenso de categoría

Sergio de la Fuente la pasada temporada.

El CBC Valladolid afronta los últimos días de pretemporada con ilusión, antes de abordar el primer choque de temporada el próximo viernes, 1 de octubre, ante Agustinos en Pisuerga y desde las 20:45, en un derbi que se antoja emocionante. Hoy mismo los de Paco García volverán a la competición con el choque de las semifinales de la Copa Castilla y León ante Palencia y tras la brillante victoria en el partido de presentación del miércoles ante un LEB Oro como Araberri.

“Desde que Paco García nos dio el OK y nos pasó los nombres de los jugadores que él necesitaba y quería, nos movimos rápido para que empezara la pretemporada desde el día uno”, asegura Javier Casado, director general del CBC Valladolid que no duda en asegurar que este año “la plantilla está compensada tanto dentro como fuera de la pista”.

El conjunto pucelano ha conseguido formar un equipo de garantías, con la estructura de jugadores vallisoletanos como base, innegociable, desde el inicio tanto para el míster Paco García como para el presidente Mike Hansen y para un Javier Casado que no duda en afirmar que estos jugadores de la casa “no tenían ninguna responsabilidad respecto a lo ocurrido la temporada pasada” con ese cruel descenso en lo deportivo después de una segunda vuelta nefasta marcada por las lesiones y la mala suerte.

Analizando la plantilla, puesto por puesto, con el director general, y comenzando por el base, Henry Wade Chatman llega “avalado por Paco que ya lo había estado siguiendo anteriormente” y que será un jugador que marque la diferencia “porque tiene una categoría extraordinaria”. Para dar esos minutos de descanso al americano ha llegado además Pablo Esteban, tras la no renovación de Tury Fernández.

En el dos, Antonio izquierdo ha completado una buena pretemporada pero se espera que este sea el año de un “jugador más potente” y del que se espera mucho esta campaña como es Miguel González. Con sus dos metros y a sus escasos 17 años, el internacional vallisoletano es capaz de penetrar con su movilidad o de armarla desde fuera con su gran muñeca.

En la posición de alero es donde Paco García ha introducido la novedad más importante como asegura Javier Casado: “Paco ha sacado a Rowell Anton Graham-Bell al tres para que, desde esa posición, pueda tirar, penetrar y rebotear desde el exterior”. Parece que el británico parte con ventaja en el cinco titular ante Jota, que aportará esa lucha desde la banqueta y un Dani Astilleros que creció la temporada pasada, que puede jugar también al cuatro y que es un comodín perfecto para este compensado equipo.

En el ala-pívot, “Sergio sigue siendo claramente el referente del equipo”, sin lugar a dudas y como ya demostró la temporada pasada hasta la lesión, es el mejor jugador de esta LEB Plata. Davichu Ortega, que el año pasado vivió un auténtico calvario con las lesiones, será también una pieza clave para dar esos descansos de calidad al 22, y cuando surjan variantes tácticas durante los partidos.

Para el puesto de cinco “Paco García pidió desde el principio a Boubacar Sidibe” que pasa por ser “el típico jugador africano con un físico extraordinario y al que se podría calificar de diamante en bruto que Paco tiene que tallar”. Además del de Mali, Gullit Mukendi es otro pívot, que puede aportar mucho dentro de la rotación.

Con este plantel y como nos cuenta Javier Casado para rematar “el objetivo es luchar, luchar y luchar” pero asegura que “no hay que engañar a nadie” porque con “esta plantilla por lo menos el equipo tiene que entrar en Playoff”. Habrá que esperar a abril para conocer si estos tempraneros buenos augurios se confirman con una noticia, la del ascenso, que sería extraordinaria para el baloncesto de Valladolid.

No hay comentarios

Dejar respuesta