“Lactalis no tiene corazón y Valladolid les necesita”

Los trabajadores de la fábrica de Lauki en Valladolid se han vuelto a concentrar para reivindicar mayor predisposición de la multinacional francesa para vender la planta.

A pesar de que las fuerzas y esperanzas flaquean, los trabajadores de Lauki siguen con su plan de reivindicaciones a las puertas de la planta vallisoletana ante el poco movimiento que demuestra Lactalis para vender la fábrica. El 30 de este mes es la fecha límite para cerrar esa venta y ya parece claro que no se producirá antes de esa fecha.

Este miércoles, además, han aprovechado para realizar una recogida de alimentos que entregar posteriormente al Banco de Alimentos de Valladolid y también para seguir recogiendo firmas que consigan que esa presión social surja su efecto.

recogida-alimentos-lauki-lactalis-8Un acto que el presidente del Comité de Empresa de Lauki, José Manuel González, ha definido como un intento de “ablandar el corazón” de Lactalis, aunque considera que “no tienen corazón” porque Valladolid “les necesita” y no están mostrando ninguna buena intención.

“A Lactalis ni está ni se le espera”, ha afirmado González a este periódico, quien considera que “nosotros más no podemos hacer” con la masa social y política de su lado para que Lactalis venda la fábrica.

Sobre posibles compradores, señala que hay cuatro o cinco muy interesados en esa posible compra, pero Lactalis asegura que no ha recibido ninguna oferta sobre la mesa. “Quieren presentar esa propuesta pero si no lo hacen es por objeciones que pone Lactalis”, ha afirmado el presidente del Comité de Empresa.

Con todo, González señala que “si a partir del día 30 de septiembre se saben llevar bien las negociaciones, tengo esperanzas de que esto se puede vender”.

La espera para los trabajadores de Lauki sigue pero ellos no desfallecen ante una situación que ya está en el límite, aunque por fuerzas y presión no será.

No hay comentarios

Dejar respuesta