Valladolid se conciencia para una conducción segura y responsable

Michelin y Repsol han instalado dos carpas en la Plaza Mayor de Valladolid en las que se alerta sobre la conducción bajo los efectos de varias sustancias y se hace un llamamiento a una movilidad más sostenible

Los datos de muertes por accidentes de tráfico muestran que es una problemática que está lejos de solucionarse, como se ve el incremento de las mismas en el último año, al mismo tiempo que la movilidad con vehículos a motor genera una contaminación que está dañando al planeta más de lo que gusta admitir. Para concienciar sobre ambos inconvenientes, la Plaza Mayor recoge varias iniciativas enmarcadas dentro de la Semana Europea de la Movilidad.

El alcalde, Óscar Puente, y el concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, han visitado este martes los puestos informativos y prácticos que Repsol y Michelin han instalado en pleno centro de la ciudad.

El primer edil ha destacado el buen hacer de las dos compañías en materia de seguridad vial y movilidad menos contaminante, una concienciación que ya llevaron a cabo el año pasado.

michelin-repsol-valladolid-semana-movilidad2-puente-velezPor un lado, Michelín se encarga de la seguridad vial, con diferentes gafas que simulan conducir bajos los efectos de sustancias como el cannabis o un alto o bajo contenido de alcohol en la sangre. Con ellas se pueden ver las causas que provocan muchos accidentes cuando los conductores se ponen al volante en condiciones nada deseables.

Además se ha instalado un simulador de vuelco para concienciar sobre el uso del cinturón y las consecuencias de un accidente en el que el conductor o los pasajeros no lo lleven abrochado. El simulador muestra su vital importancia y la forma correcta de ponerlo.

Por otro lado, el stand de Repsol está más encaminado a la menor contaminación del medio ambiente debido a los motores de combustión. Así, han dado a conocer las características del AutoGas, el carburante alternativo que utilizan 15 millones de vehículos en Europa.

Se trata de un combustible más respetuoso con el medio ambiente y que contribuye a un menor deterioro de la calidad del aire por sus bajas emisiones en partículas y óxidos de nitrógeno.

Como ha señalado el alcalde, adaptar un motor convencional a AutoGas cuesta 1.000 euros, pero Repsol oferta 600 euros en combustible.

Además, Repsol ha aportado 18.000 euros a AUVASA para que en el Día sin Coche, que se celebra este jueves, sea gratis viajar en los autobuses que funcionan con AutoGas (98 de una flota de 150).

No hay comentarios

Dejar respuesta