Cine social, comprometido y abierto gracias al festival ccVAD

Del 22 al 25 de septiembre se celebra la cuarta cita de este certamen, que se llevará a cabo de manera íntegra en el Museo Patio Herreriano

Cristina Fontaneda, a la izquierda de a imagen, junto a Francisco Javier Criado, organziador del ccVAD, y a Ana Redondo, concejala de Cultura.

En este mundo dominado por la tecnología y la globalización que nos permite internet con una conectividad mundial, a menudo no sabemos muy bien cómo utilizar todas las herramientas disponibles y, más bien, dejamos que ellas nos utilicen a nosotros. Nos convertimos en meros actores pasivos de una realidad que nos pasa por encima, en vez de ahondar en todo lo que tenemos a nuestro alcance.

En el mundo audiovisual esto se agrava, a menudo canalizado por canales convencionales que poco nuevo ofrecen mientras hay otros terrenos inexplorados que permiten un abanico inmenso de posibilidades. Es el caso de las producciones cinematográficas bajo licencias Creative Commons, que por cuarto año consecutivo tendrán su espacio en el ccVAD Valladolid Creative Commons Film Festival.

Un certamen que se celebra del 22 al 25 de septiembre y que tiene importantes novedades este año. La más importante es que el Patio Herreriano, y más en concreto su auditorio, será el único escenario donde se desarrolle la totalidad de la programación. Ha sido presentado por Javier Criado, uno de los organizadores junto a Virginia Díez; la concejala de Cultura, Ana Redondo; y la directora del Museo Patio Herreriano, Cristina Fontaneda.

Unas actividades donde la pantalla blanca y el proyector -como no podía ser de otra forma- serán los protagonistas casi totales junto a los coloquios que quieren abrir rendijas en la mente de los interesados y plantar dudas que generen nuevas ideas. Durante cuatro días se podrá disfrutar de obras audiovisuales de diferente temática.

Así, el festival está dividido en cinco ramas: ficciones, redes, fronteras, cuerpos y revoluciones. Una temática muy amplia pero donde destacan los filmes de contenido social como el documental ‘Tarajal’, que investiga la muerte de al menos quince personas cuando intentaban cruzar la frontera entre Marruecos y España en 2014, o con los mediometrajes ‘Mi sexualidad es una creación artística’ y ‘De Berta a Teo’, que proponen dar visibilidad a sexualidades y cuerpos no normativos.

Pero también con el documental ‘Somonte. Los puños de la tierra’ o ‘La voz del concejo’, que tiene un carácter origen castellanoleonés. Puedes encontrar la programación completa en este archivo programacion-festival-ccvad.

Javier Criado ha lamentado que este año no se pueda realizar el #MadeinCyL, que cada año reúne a obras realizadas por directores de Castilla y León bajo licencias Creative Commons. La intención del ccVAD era dotar a este certamen regional de un premio económico para potenciar la creación pero, ante la falta de apoyo para esa dotación, han decidido no sacar convocatoria este año. No obstante, el organizador del ccVAD ha lamentado que “falta mayor promoción y visibilidad” a este tipo de creaciones, que son “las grandes desconocidas”.

Y es que este tipo de licencias permite una vida mucho más duradera a las obras cinematográficas más allá del circuito comercial. Estas logran una mayor visibilidad gracias a internet y su utilización como canal de producción, distribución o financiación. Ventajas al alcance de todos que ven en este tipo de licencias el modo perfecto para alzar la voz, mostrar su idea o visibilizar realidades sociales que de otra manera no llegarían a público.

No hay comentarios

Dejar respuesta