Un imperial Atlético Valladolid tumba a Huesca en la segunda parte

Los de Nacho González se imponen por un contundente 28-23 después de recibir sólo nueve goles en la segunda mitad

Fernando Hernández ofreció un recital ofensivo con nueve goles.

El Atlético Valladolid se ha reencontrado con su esencia, con el juego en transición, la velocidad en el contraataque y la eficacia defensiva como primer paso de un ataque acertado. Los de Nacho González han vencido al Bada Huesca con claridad por 28 a 23, gracias a un recital en una excelsa segunda parte y a un inspirado Fernando Hernández, que marcó nueve goles y enseñó a sus compañeros el camino del triunfo.

El partido comenzó muy igualado, con el Atlético Valladolid buscando siempre ataques rápidos, 3-2 tras los primeros 5 minutos. Dos pérdidas consecutivas permitieron a Huesca ponerse por delante y disfrutar de la que sería su máxima ventaja en el partido, 5-7 en el ecuador de la primera mitad.

atletico-valladolid-huesca-balonmano-3Diego Camino tomó las riendas del juego con acierto y su conexión con Serdio en el pivote devolvió la delantera a los locales. Durante todo el partido chocaron frontalmente los estilos de ambos equipos, el Atlético buscando siempre jugar en transición, con velocidad, mientras que los aragoneses pausaban su ataque y rayaban el pasivo en muchas ocasiones.

Dos goles de Miguel Camino desde el extremo sirvieron para mantener la igualdad, aunque Huesca anotó en su última posesión y logró la renta mínima al descanso, 13-14.

La igualdad se mantuvo en el tramo inicial de la segunda parte, 16-16 tras ocho minutos de juego. Tras una primera mitad en la que le costó entrar en juego, Dani Dujshebaev ofreció su mejor versión con dos goles consecutivos que mantuvieron el intercambio entre los dos equipos, con Huesca entregado al acierto de Diógenes Cruz.

atletico-valladolid-huesca-balonmano-1Cuando el electrónico marcaba doce minutos de juego de la segunda parte, el Atlético Valladolid rompió el partido con dos grandes acciones defensivas, la primera permitió a Rubén Río anotar sólo en contraataque, una situación que repitió a continuación Fernando Hernández. El tiempo muerto de Huesca no sirvió para frenar el vendaval de juego que se había despertado en Huerta del Rey, con el público entregado a un equipo que tras dos derrotas encontraba su punto de juego.

Javi Díaz se unió a la fiesta con una soberbia actuación en la portería en esta fase del partido, lo que facilitó ampliar la ventaja, 23-20 en el minuto 17. Un golazo de Miguel Camino estableció la máxima ventaja, 25-20, y Huesca volvió a parar el partido pero esta vez los últimos cinco minutos  no iban a ser fatídicos sino de celebración y ratificación de un gran resultado, 28-23 al final y los dos primeros puntos del Atlético Valladolid en Asobal.

No hay comentarios

Dejar respuesta