Los sindicatos proponen buscar ubicación a las empresas interesadas en Lauki

UGT y CCOO plantean que se aproveche la intención de inversión de esas empresas y confían en una solución para que continúe la actividad en la planta de Lauki

El interés sólido que han mostrado dos empresas en la compra de Lauki para continuar con la actividad económica y mantener los puestos de trabajo ha llevado a UGT y CCOO ha plantear que se busque otra ubicación para los proyectos de estas empresas en Valladolid, aunque ambas centrales sindicales confían en que se llegue a una solución con Lactalis y que finalmente acceda a vender la planta.

El secretario regional de CCOO, Ángel Hernández, ha pedido que los proyectos empresariales que se han puesto sobre la mesa en la negociación que se ha mantenido con Lactalis “sigan adelante” y se les busque otra ubicación si finalmente no se hacen con la planta de Lauki ya que, tal y como ha precisado, hay 200 ganaderos afectados por este conflicto.

Asimismo, Hernández ha aseverado que será un juez el que tendrá que decidir si la multinacional francesa “ha actuado de buena fe” durante la negociación, ya que las centrales sindicales consideran que no ha cumplido el primer punto del acuerdo alcanzado con los trabajadores de vender la planta a una empresa interesada que no perteneciera al sector lácteo.

En este sentido, Ángel Hernández ha asegurado que la empresa no ha actuado de buena fe, por lo que ha anunciado que si Lactalis no cumple lo pactado, los sindicados se sentirán “liberados” de los compromisos que adquirieron con la multinacional.

Asimismo, el responsable de CCOO ha augurado que este conflicto acabará judicializado aunque cree que tendrá que haber “una salida pactada” con la empresa, ya que, según Ángel Hernández, esta postura “prepotente” de Lactalis “no es la mejor manera para vender sus productos, además de que otras administraciones estarán en alerta a la hora de conceder subvenciones o ayudas”.

Por su parte, el secretario regional de UGT, Faustino Temprano, ha aseverado que los trabajadores siguen comprometidos en el cumplimiento el acuerdo al que se llegó con la multinacional, aunque ha insistido en que Lactalis no ha cumplido el primer punto de dicho acuerdo al negarse a vender la planta de Lauki de Valladolid a pesar de existir ofertas que cumplen las condiciones impuestas por la propia compañía.

Asimismo, ambos líderes sindicales consideran que “nada se consigue” si la gente “no se mueve” y en el caso del conflicto de Lauki y en el de Dulciora consideran que los trabajadores “no tienen motivo de queja” ni de la actuación de UGT y CCOO ni de la Administración regional.

No hay comentarios

Dejar respuesta