Tordesillas anhela su ‘Toro Vega’

Martes y 13 para el recuerdo o para el olvido en Tordesillas, según se mire. Para el recuerdo porque ha supuesto un antes y un después en la tradición más airragada del municipio, el torneo del Toro de la Vega, al que desde este año está prohibido darle muerte en público.

Día para el recuerdo también para los partidos antitaurinos y animalistas, que con su intensa batalla han conseguido quitar a los tordesillanos un ‘pedacito’ de ellos, con el estoque definitivo del decreto aprobado por la Junta de Castilla y León en mayo de este año. Ante tales acontecimientos, al Ayuntamiento de Tordesillas no le quedó otra que plantear un festejo alternativo para mantener viva, de algún modo, su férrea tradición.

Y así se ha celebrado hoy el esperado primer Toro de la Peña, en referencia a su patrona, la Virgen de la Peña, y en sustitución del ‘Toro de la Vega, de su ‘Toro Vega’. Un encierro con ‘Pelado’ como protagonista, un morlaco de imponente cornamenta, que ha realizado el mismo recorrido que sus antecesores, con la diferencia de que al atravesar los límites establecidos no ha sido alanceado. Todo ello vigilado de cerca por los agentes de la Guardia Civil que, pese a algún enfrentamiento entre vecinos-antitaurinos, han sosegado las protestas, pudiéndose celebrar en esta ocasión un encierro con normalidad.

Caballistas y público asistente -lejos de las multitudes de años anteriores- han podido disfrutar de más toro, que iba y volvía, pero únicamente durante los 15 minutos iniciales, hasta que la lluvia se ha hecho presente. Una lluvia intensa (o maldición, dirían algunos), que ha provocado la huída de la gente para resguardarse y el final adelantado del festejo veinte minutos antes de lo previsto. Un cohete a las 12:08 horas avanzaba la retirada de ‘Pelado’ del terreno y ponía fin a un ‘agridulce’ Toro de la Peña. Un día para el olvido para gran parte de los tordesillanos, pues ni el tiempo les ha dado tregua para disfrutar o compensar las pérdidas económicas que ha supuesto el adiós del Toro de la Vega. Digamos que no se ha estrenado con buen pie el Toro de la Peña que, por cierto, ha sido anestesiado para posteriormente ser trasladado a un matadero.

Pero es que además se nota en el ambiente que Tordesillas no ha olvidado a su ‘Toro Vega’. Tienen marcado a fuego la desaparición de su tradición y durante el encierro de hoy han mostrado su apoyo al Toro de la Vega con banderas, pegatinas y con un manifiesto previo al desenjaule. “Llevamos diez años de ataque que han terminado en un acto de totalitarismo. La Junta de Castilla y León se ha puesto al lado de los cobardes“, decía la plataforma vecinal en defensa del Toro de la Vega y el Patronato. Y no cejan en su empeño de recuperarlo, anunciando que mantendrán sus reclamaciones por ‘cauces legales’ para conseguir el regreso de su anhelado ‘Toro Vega’. Porque, como rezaba la pancarta que encabezaba la manifestación celebrada esta mañana y coreaban los vecinos, parece que “Tordesillas no se rinde”.

No hay comentarios

Dejar respuesta