El Juli y Mora cortan una oreja y maquillan una mala tarde de toros

TOROS VALLADOLID. 4ª DE FERIA

El Juli durante su faena (Fotos: José Fermín Rodríguez).

Y todo por culpa de una pésima corrida de El Pilar, desiguales de presentación, descastados y de juego nulo. Se volvió a llenar el coso pucelano a pesar de la ausencia de Roca Rey por lo que apenas hubo devoluciones, tal y como indica el Reglamento Taurino.

Con el primero, un toro castaño de 561 kilos que fue gazapón, abanto y flojo, tuvo un buen recibo capotero finalizando con chicuelinas muy bajas que fueron muy jaleadas por el público. Con la muleta el madrileño realizó una faena con altibajos ante un animal que punteaba los engaños y fue muy soso; es decir descastado. La estocada entera le valió una oreja a El Juli y pitos al toro.

Ya es noticia que El Juli pinche dos veces y atraviese a un toro a la hora de entrar a matar. Es lo que le pasó a este figurón del toreo que no tuvo su tarde tras intentar lidiar a un toro inválido y sin clase. Abrevió El Juli y lo de la espada ya lo hemos contado. Pitos al toro y silencio al torero.

el-juli-mora-y-talavante-toros-valladolid-8Sorteó Talavante el toro de menos peso del encierro (458 kilos) que fue protestado por su invalidez y en su lugar salió otro inválido pilarón precioso de hechuras con 75 kilos más que, a pesar de ser fuertemente protestado por sus caídas constantes, el usía lo mantuvo en el ruedo. El extremeño lo intentó pero fue en vano. Tuvo que emplearse con los aceros. Toro pitado en el arrastre y bronca para el palco.

Con el quinto, un cuatreño de capa tostada, Talavante hizo un buen recibo capotero y el pilarón apretó en el jaco. No hubo lucimiento en rehiletes. Tras brindar al público lo citó de lejos pero el animal no estuvo a la altura de la disposición del torero. Flojo, calamocheando a la salida de cada pase sin terminar de humillar, el pacense lo intentó con ambas manos pero el toro no rompió a bien resultando parado y soso. La estocada tendida, trasera y atravesada no fue suficiente y tuvo que utilizar el verduguillo por dos veces. El torero saludó y el toro recibió pitos del respetable.

el-juli-mora-y-talavante-toros-valladolid-4David Mora debutó en Valladolid sustituyendo a Roca Rey y cortó una oreja a su primero que lo recibió elegantemente con el capote y luego quitó por chicuelinas tras haberse empleado el animal en el caballo. En la muleta el animal fue pronto, tuvo clase y humilló. Pero vimos a un Mora al que le faltó ajuste y echaba al toro para las afueras en cada pase.

Con la zurda estuvo desigual y el toro fue a menos, aunque luego se vino arriba cuando el madrileño encontró mejor sitio con la derecha y el toro nos dio la impresión de que embistió mejor. De hecho recibió la mayor ovación de la tarde. Excelentes ayudados por alto y trincherillas bien ejecutadas epilogaron la faena que remató con una estocada tendida y ligeramente trasera. Mora había cortado una oreja en su debut.

Con el que cerraba plaza volvió con su elegante manejo del capote y dejó lejos al toro que había dado un volatín. Este se arrancó con buen tranco pero antes de llegar hizo un regate y nos perdimos lo que hubiera sido la mejor vara de la feria.

Tras brindar a El Juli arrancó el trasteo y enseguida se pudo ver que el toro, nobilísimo, apenas tuvo movilidad y los pases salieron de uno en uno con la lógica impaciencia del respetable que llegó a protestar cuando la lidia se alargó en exceso y el toro se rajó definitivamente. Mora debió poner un poco más de sal a un guiso que fue excesivamente soso. Se atascó con la espada y su labor fue silenciada. Pitos de nuevo para el toro.

(Fotos: José Fermín Rodríguez).

No hay comentarios

Dejar respuesta