Cruel desenlace para el estreno del Atlético Valladolid en Asobal (26-27)

Los de Nacho González caen en Huerta del Rey ante Puente Genil con un gol a falta de tres segundos

Dujshebaev en una acción del partido.

El debut del Atlético Valladolid en Asobal ha tenido el desenlace más cruel posible. Tras recuperarse de un mal comienzo, los locales dominaron el partido y mantuvieron rentas cómodas de tres y cuatro goles hasta que en el tramo final varios errores ofensivos y el mayor acierto hacia la portería de los visitantes hizo que la victoria se fuera lejos de Huerta del Rey.

Víctor Rodríguez marcó el primer tanto del Atlético Valladolid en Asobal en la primera jugada de ataque del partido. Minutos después, Fernando Hernández anotó el primer lanzamiento del que dispuso desde los siete metros y parecía que todo seguía igual para los vallisoletanos pese al gran salto de categoría.

Las primeras dificultades en el partido aparecieron en el ecuador de la primera parte, 5-7, con Puente Genil construyendo la diferencia en el partido gracias a la gran actuación de Oliva en la portería. Poco a poco el Atlético Valladolid fue encontrando su ritmo rápido de juego basado en aprovechar al máximo las situaciones de contraataque y lograron dar la vuelta al partido, 18-14 al descanso, con una buena actuación de Miguel Camino y Gonzalo desde el extremo.

La segunda parte comenzó con los andaluces subiendo líneas y elevando el nivel de dureza defensiva, pero los locales lograron aplacar ese renovado entusiasmo en una segunda mitad marcada por el pésimo acierto ofensivo de ambos conjuntos. Cuando más dudas había en el juego del Atlético Valladolid volvió al partido Daniel Dujshebaev, que ya había dejado muestras de su talento en la primera mitad y que logró mantener la igualdad en el partido cuando más apretaba Puente Genil, 22-21 tras doce minutos de juego en la segunda mitad.

Tras una tarjeta roja directa a Nico por un golpe fortuito en el rostro de un rival, la crispación del público se elevó, exigiendo a los árbitros que corrigieran con sanciones la que consideraban excesiva dureza defensiva de los visitantes. Con el 25-26 lo intentó Diego Camino desde su campo para sorprender a Oliva, pero no anotó y tampoco en la jugada siguiente en la que un resbalón le impidió controlar el balón.

El partido parecía congelado, Revin realizó una acción desproporcionada sobre Dujshebaev y dejó a Puente Genil con un jugador menos en los dos últimos minutos de partido. Sin embargo, el Atlético sólo logró un parcial de empate a uno en ese tiempo, debido al gol de Puente Genil a falta de tres segundos, aprovechando una mala defensa del golpe franco tras una falta. Un cruel desenlace para un equipo que dejó una gran imagen buena parte del partido y que mereció más premio.

No hay comentarios

Dejar respuesta