Una empresa de nutrición animal, cerca de la compra de Lauki

Lactalis admite esa propuesta empresarial para la fábrica de Valladolid pero se niega a prorrogar y mantiene el cierre el 30

La Fundación Anclaje está mediando en el futuro de Lauki para tratar de facilitar que Lactalis acepte vender la fábrica y se mantengan los puestos de trabajo. En la reunión que se ha mantenido este viernes, la multinacional francesa ha informado del interés de una empresa vinculada a la valorización energética de nutrición animal como posible compradora de la planta, cuyo cierre está anunciado para el próximo 30 de septiembre, pero se ha negado a prorrogar el plazo de negociación previsto en el Acuerdo Social ante en desánimo de la Junta de Castilla y León y el enfado de los sindicatos.

Según ha lamentado el director general de Competitividad de la Industria Agroalimentaria, Jorge Morro, la empresa ha trasladado su “cerrazón” a la posibilidad de dar más tiempo a esa negociación con un grupo que, según ha aseverado, cumple los criterios fijados por Lactalis por lo que ha cargado contra la multinacional por su “falta de voluntad” y por su intención de llevar la situación “a donde la querían llevar: cerrar y marcharse”.

Ante esta circunstancia, el director general ha anunciado que la Junta se dirigirá este mismo viernes a la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo para informar del interés de un grupo por la planta de Lauki en Valladolid y de la falta de voluntad de la empresa a dar una solución, cuestión que la Junta trasladará también hoy a la Dirección de Lactalis en Francia con la que se reunió hace unos meses el propio presidente Juan Vicente Herrera.

“Si hay voluntad lo lógico es dar la oportunidad”, ha reclamado Jorge Morro quien, tras reconocer que Lactalis sí podría aceptar una propuesta de compra si la recibe antes del 30 de septiembre, ha considerado “inasumible” que el proceso pueda culminar en los 21 días que quedan para que termine el mes.

Sindicatos

Más críticos y enfadados se han pronunciado los secretarios de Acción Sindical de UGT y CCOO en Castilla y León, Raúl Santa Eufemia y Vicente Andrés, respectivamente, que han acusado a la empresa de tener todo preparado para el cierre en una estrategia de “voladura controlada” y no de juego limpio contra la que han llamado a la ciudadanía a contestar con rabia.

“Han trabajado en el desacuerdo”, han asegurado los sindicalistas, quienes no han ocultado una sensación de “engaño premeditado” de Lactalis tanto a los trabajadores de Lauki como a la sociedad vallisoletana.

Según sus datos, desde la firma hace cuatro meses del Acuerdo Social que prorrogó el cierre al 30 de septiembre Lactalis ha mantenido contactos con cien empresas de las que 55 no han mostrado interés por la factoría vallisoletana y otras 30 han dicho que no mientras que otras 14 están en proceso de conformación de una propuesta de compra con cinco propuestas ya concretas y una de ellas dentro del perfil exigido por los franceses.

“Si hay interés hay que abrir el plazo, si no estamos hablando de otras cosas, de engaño a la ciudadanía y eso no se puede permitir”, ha advertido Vicente Andrés quien, “muy enfadado”, ha anunciado una respuesta en la calle, en las instituciones y en los tribunales.

Los sindicalistas han recordado también que la propia Fundación Anclaje ha presentado un proyecto mixto “muy interesante” a través de una empresa del sector lácteo “muy pequeñita” que sería “ideal” para Valladolid ya que doblaría la actual relación con los ganaderos y con los trabajadores pero que ha sido rechazada también por Lactalis.

“Hay propuestas sobre la mesa y la rigidez no tiene sentido”, ha opinado Santaefemia en ese llamamiento generalizado a la multinacional para que de un “tiempo prudencial” a la negociación y permita al último grupo interesado formalizar una oferta concreto.

No hay comentarios

Dejar respuesta