Un inicio de fiestas sin mayores sobresaltos para la Policía Municipal

No han tenido más intervenciones o de mayor calado que en fines de semana normales

Este lunes se cumple el cuarto día de la Feria y Fiestas de la Virgen de San Lorenzo y, después de un intenso fin de semana donde ha habido grandes aglomeraciones de gente debido al desfile de peñas, al pregón de los Rockcampers o al concierto de John Newman, la Policía Municipal de Valladolid no ha tenido que actuar de manera especial ninguno de los días.

Según han confirmado fuentes policiales a este periódico, la normalidad ha sido la tónica habitual durante todo el fin de semana, con actuaciones que se suelen dar a lo largo del resto del año. Una de las labores más importantes que han tenido que acometer los distintos agentes ha sido el de control de gente en las calles.

Así, el sábado se tuvieron que cortar los accesos a la Plaza Mayor con motivo del concierto de John Newman, que congregó a 30.000 personas y dejó a muchas a las afueras ante la imposibilidad de entrar a  disfrutar del espectáculo. Medidas de seguridad que se llevaron a cabo para evitar males mayores debido a la concentración de gente.

Más allá de eso, “nada reseñable ni excepcional”. Quizá lo más llamativo fue la intervención que varios agentes de la Policía Municipal tuvieron que llevar a cabo en el concierto de Fangoria del pasado viernes, cuando un hombre la emprendió a puñetazos con dos policías tras estar molestando a los espectadores de su alrededor.

Además, ayer domingo tuvieron que auxiliar a un trabajador de una churrería en el Real de la Feria tras sufrir una descarga eléctrica en su puesto.  

Este fin de semana ha sido, por lo tanto, de pocas intervenciones destacables debido al bueno comportamiento de la mayoría de los muchos ciudadanos que han poblado las calles de Valladolid para disfrutar de unas Fiestas de la Virgen de San Lorenzo que tienen mucho que ofrecer.

No hay comentarios

Dejar respuesta