Toscani presenta su “magnífico fracaso” con una fotografía denuncia de calidad

La exposición podrá disfrutarse desde el 31 de agosto al 16 de octubre en la Sala de Exposiciones de San Benito

Para todo amante de la fotografía y, sobre todo, de la fotografía denuncia y sesgada, que hasta la capital del Pisuerga llegue una exposición de Oliviero Toscani es como para el amante del fútbol contemplar desde el palco un partido en el que participe Leo Messi, o como para los adictos a la pintura contemplar un cuadro del gran Caravaggio.

La Sala Municipal de Exposiciones de San Benito, que como ha dicho la concejala de Cultura Ana Redondo, “se ha convertido en una sala de referencia a nivel nacional e internacional”, acoge una muestra cargada de denuncia, de fotografía en la que nada está por estar sino que guarda un significado como esta del italiano que lleva por nombre “Más de 50 años de magníficos fracasos”.

Sabrina Raffaghello, coordinadora de la exposición
Sabrina Raffaghello, coordinadora de la exposición

“Oliviero Toscani se ha convertido en un icono de nuestro tiempo, por el modo de usar de manera poética, casi comprometida, la fotografía. Sus imágenes se han convertido en un ejemplo del empeño y la fuerza que las fotografías deben evocar”, ha asegurado Sabrina Raffaghello, coordinadora de la muestra.

Los trabajos del de Milán, destinados al mundo de la publicidad, son considerados como un cambio extremo entre el modelo comercial, el que se entendía por aquel entonces como tradicional, y el moderno, que ya no es solo el objeto el que llama la atención del espectador, sino también la idea que quiere expresa el autor de la instantánea.

Foto de denuncia racial
Foto de denuncia racial

Toscani ha sabido conjugar el arte fotográfico con el comunicativo en un modo original y anticonformista pero siempre con una gran libertad de pensamiento captando y dando su punto de vista de problemas tan graves como la anorexia.

“Con él la fotografía vuelve a vivir la experiencia, suscitando emociones verdaderas y profundas, sin caer en la retórica o en la circunstancia, porque su lenguaje, frecuentemente, es cortante y afilado, no necesita adornos, sino que se basa en su plena veracidad”, asegura la coordinadora de la exposición.

Imágenes con “una poesía de autor” que ha revolucionado el lenguaje fotográfico y la comunicación y que no dejará indiferente a ninguno de los que hasta la Sala de Exposiciones de San Benito se desplacen para ver retratos, primeros planos e imágenes totalmente diferentes que harán pensar a todo aquel que las contemple.

No hay comentarios

Dejar respuesta