Ricardo Maldonado se hace con el Piñón de Oro en Pedrajas

La elegancia del pucelano a la hora de torear enamoró a todo aquel que se desplazó hasta el coso del municipio vallisoletano

El público de Pedrajas pidió de forma unánime el Piñón de oro para Maldonado

En la segunda y última del Piñón la tarde fue para el novillero vallisoletano Ricardo Maldonado que, con su toreo elegante y una espada afilada, consiguió una oreja de cada novillo lo que le permitió salir en hombros y ser declarado triunfador de la décimo octava edición del Piñón de España.

Maldonado estuvo digno y voluntarioso con sus oponentes en faenas sin ligazón por la flojedad y falta de pujanza de los novillos de Dolores Aguirre que tuvieron una impecable presentación, pero les faltó raza y acometividad.

La elegancia de los muletazos del pucelano destacaron sobremanera y además utilizó la tizona con eficacia. Los trofeos fueron pedidos con fuerza por el público pedrajero que acudió en más de media plaza en ambos festejos.

Abrió plaza el madrileño Mario Palacios, que cosechó una ovación tras estoquear con dificultad al terciado primero, y saludó con el que hizo quinto; un animal brutote al que le costó meterlo en la muleta y que al final logró pasajes interesantes con pases desmayados y ayudados de lujo, pero se atascó con la cruceta y le avisaron desde el palco.

Gran tarde de toros en Pedrajas
Gran tarde de toros en Pedrajas

Completaba la terna el extremeño Miguel Angel León que pasó de puntillas por Pedrajas. Con su primero, que brindó a Joselillo, le faltó mando y solo se pudo ver algún muletazo suelto con la zurda.

Con el quinto, un burraco rematado y bien armado, pero áspero, tomó sus precauciones y tras un macheteo en la cara se fue a por la espada con el enfado del público. Los aceros fallaron con estrépito en ambos novillos cosechando silencio y pitos.

Destacar lo bien cuidada que tiene la plaza el consistorio de Pedrajas. Tras el arrastre del tercero de los novillos de Dolores Aguirre, y mientras el público merendaba, (qué buenas pastas y bocatas tienen estas buenas gentes) los empleados municipales procedieron a adecentar el ruedo rastrillándolo y volviendo a marcar las rayas de los picadores. El albero quedó nuevo.

Tras finalizar el festejo se procedió a descubrir un azulejo para honrar al único novillo indultado en el coso pedrajero en su historia; “Furoso”, del hierro salmantino de Esteban Isidro, (propiedad de los Chopera) fue lidiado e indultado el pasado año por el novillero Jesús Chover.

Hemos comentado que el premio Piñón de Oro ha sido para Maldonado. El trofeo a la mejor ganadería le ha sido concedido a la de Condesa de Sobral y el de mejor picador para Daniel López, de la cuadrilla de Jesús Martínez.

No hay comentarios

Dejar respuesta