El edificio PRAE reduce un 31% sus emisiones de CO2

Gracias al proyecto 'Life Green TIC'

Edificio PRAE de Valladolid.

El edificio sostenible PRAE de Valladolid, sede de la Fundación Patrimonio Natural, ha logrado reducir las emisiones de CO2 en un total de 6,5 toneladas con el proyecto ‘Life Green TIC’ en 2015 con respecto a los datos de 2014, lo que supone una reducción del 31 por ciento.

En el PRAE los consumos energéticos de la infraestructura TIC, en 2014 eran de 59.120 kilovatios por hora y, tras la virtualización en 2015, 40.545 kilovatios por hora, lo que supone un ahorro de 18.575 kilovatios por hora y una reducción de emisiones de CO2 de 6,51 toneladas, según ha informado la Junta en un comunicado remitido a Europa Press.

La virtualización de CPD ha supuesto un ahorro anual de 4.989 kilovatios por hora (1,75 toneladas), de los escritorios 5.800 kilovatios por hora (2,03 toneladas), la implantación de impresoras centralizadas ha ahorrado 3.000 kilovatios por hora (1,05 toneladas) y finalmente el plan de acción ‘Green TIC’ 4.786 kilovatios por hora (1,68 toneladas).

Entre las medidas complementarias del Plan ‘Green TIC’, que han contribuido a la reducción de consumos energéticos, se pueden citar la aplicación de criterios de compra verde y eficiencia energética en los nuevos equipos informáticos, la aplicación de buenas prácticas de ahorro energético en los ordenadores, monitores e impresoras por parte de los trabajadores, el apagado automático de los ordenadores una vez finalizada la jornada laboral o la limpieza periódica de archivos y correos electrónicos.

La huella de carbono de las TIC se debe “fundamentalmente” al consumo de energía necesario para su funcionamiento, pero también en todo su ciclo de vida desde la fase de fabricación de equipos y dispositivos hasta su gestión como residuos.

Por el contrario, las TIC pueden contribuir también a desarrollar servicios importantes para una mejor gestión y gobernanza medioambientales, por ejemplo, “en la gestión de los transportes y la energía, en los procesos industriales o en la gestión de los edificios y las ciudades”.

Actuaciones y resultados

Una de las primera acciones piloto para cuantificar la reducción de emisiones por el uso de las TIC ha sido la virtualización en el edificio, con el objetivo de testar y demostrar el potencial de ahorro energético de las soluciones de virtualización de una infraestructura TIC, frente a las soluciones convencionales, tanto en los centros de datos (CPD) como en los puestos de trabajo.

En el primero, se virtualizaron los servidores y en el segundo los ordenadores de puesto de trabajo y los monitores de 30 puestos de trabajo.

El PRAE contaba al inicio del proyecto con 56 puestos de trabajo coexistiendo dos CPD, correspondientes a las dos entidades que tienen su sede en el edificio, que suman un total de doce servidores.

Además de esta infraestructura ubicada en el edificio PRAE, el CPD presta servicio a más de cuarenta centros periféricos -Casas del Parque y Centros Temáticos- ubicados en diferentes provincias de la Castilla y León.

Con los datos obtenidos y la auditoria de las posibles soluciones se estableció como mejor propuesta la basada en la existencia de un CPD con cinco servidores físicos, respondiendo así a la necesidad de gestionar un entorno heterogéneo, en el que coexisten puestos de trabajo virtualizados con otros que no lo están y equipos con prestaciones de alta exigencia con equipos de menores requerimientos y aplicaciones más homogéneas. Para ello se adquirieron equipos y consumibles suministrados en hardware y software.

No hay comentarios

Dejar respuesta