Música para bebés y para los colectivos más desfavorecidos

La concejala de Educación, Infancia e Igualdad del Ayuntamiento de Valladolid, Victoria Soto, y el director de la Escuela Municipal de Música Mariano de las Heras, Francisco José Alonso, presentaron las novedades para este nuevo curso académico

Victoria Soto, concejal de Educación, Infancia e Igualdad del Ayuntamiento de Valladolid.

Después de las polémicas entre el PP de Valladolid y el nuevo equipo de Gobierno sobre la Escuela Municipal de Música de la capital, en el día de hoy se han dado a conocer las novedades de la institución para el nuevo curso académico que de momento pinta muy bien, ya que como el director de la propia Escuela ha apuntado son, en estos tres días que lleva abierto el periodo de matriculación, 300, los alumnos que se deleitarán con los acordes de su instrumento musical favorito el próximo año. Cabe apuntar que hay plazas ordinarias hasta para 600 alumnos.

“Acabamos de firmar el contrato, la escuela de música se pone una vez más en funcionamiento con novedades muy importantes este año que espero que la ciudadanía valore adecuadamente“, ha asegurado Victoria Soto.

La primera de esas novedades pasa por “reforzar a las familias que no tienen forma de llegar a fin de mes” para lo cual, el Ayuntamiento va a invertir “10.500, 10.700 euros” con el fin de que “las familias con necesidades puedan tener prestado el instrumento”. Además y de cara al año que viene, se van a intentar incrementar las becas para que, como ha asegurado Victoria Soto, “ningún niño o niña de Valladolid se quede sin ir a la escuela de música por temas económicos”.

“En segundo lugar, va a haber música para bebés. En Valladolid es importante que cuanto más pronto se inicien en la música mejor”, ha asegurado la concejala, que ha añadido que esto puede tener un componente intergeneracional, ya que los más peques “van a acudir acompañados por sus padres, madres o abuelas”.

Se van a admitir además a niños de cuatro años, se prestará también una especial atención a la música tradicional, y se va a intentar que Valladolid tenga banda y que la Escuela pueda admitir a más colectivos durante un horario diferente.

Lo más importante, ilusión y ganas

“Vamos a atender a los alumnos con necesidades especiales porque entendemos que la música es muy importante para su reeducación”, ha explicado Victoria Soto, antes de que el director de la Escuela, Francisco Javier Alonso, haya recalcado también esta atención en la integración de este colectivo.

“Barajamos 70 alumnos, el curso pasado tuvimos entre 20 y 30 alumnos con necesidades especiales, este curso va a haber dos psicólogos y dos musicoterapéutas para que hagan un control de estos alumnos”, ha asegurado el director que ha afirmado además que La escuela Municipal se ha convertido en un referente de Valladolid y también de Castilla y León.

Solo se necesitan ganas e ilusión para disfrutar del arte y la magia del sonido que proporcionan los instrumentos y que genera la Escuela Municipal de Música.

No hay comentarios

Dejar respuesta