Un Pucela nuevo en busca del ascenso

Los de Paco Herrera quieren revertir el mal sabor de boca que el equipo dejó la temporada pasada y estar, al menos, en la pugna por lograr meterse en el máximo escalón del fútbol español la temporada próxima

Paco Herrera , Real Valladolid, Fútbol
Paco Herrera, puro nervio en cada entrenamiento.

Año nuevo, vida nueva. En este caso y centrándonos en el “año futbolístico” seguro que todos  y cada uno de los fieles seguidores del Real Valladolid quieren que así sea después del desastroso curso futbolístico 2015-2016 en el que el cuadro pucelano estuvo más cerca del infierno, el que hubiese supuesto descender a la Segunda División B del fútbol español, que del cielo, con un ascenso que estuvo a años luz de consumarse.

Paco Herrera , Real Valladolid, Fútbol
Paco Herrera dando indicaciones y corrigiendo a sus futbolistas.

La escuadra que preside Carlos Suárez ha sufrido un lavado de cara notable en estos últimos meses con la marcha de jugadores que no cuajaron la campaña pasada como Rennella, Juanpe, Marcelo Silva o la más reciente de Samuel  y de otros que han sido importantes en el pasado como es el caso de Óscar González o Álvaro Rubio.

En su lugar, Braulio y el resto del cuerpo técnico han apostado por formar un equipo joven y de futuro dándole el timón del barco a un perfecto capitán como es Paco Herrera, especialista en ascensos y que buscará crear de nuevo esa simbiosis entre equipo y afición, tan necesaria para que Valladolid vuelva a disfrutar de este bello deporte llamado fútbol.

El domingo 21 de agosto comienza una reválida larga y exigente para un Pucela nuevo y totalmente remozado que buscará salir con una sonrisa del despacho del “profe” en junio, cuando obtenga unas notas con una media alta necesaria para estar en Primera, en este largo transcurrir por la travesía de la Segunda Divisón.

Una portería de garantías

Si en la temporada pasada el jugador más destacado del conjunto que comandaron Gaizka Garitano, Miguel Ángel Portugal y Alberto López fue Kepa Arrizabalaga, la marcha del guardameta del Athletic ha sido perfectamente cubierta con las contrataciones de dos porteros de garantías.

Isaac Becerra, ex del Girona y Zamora la temporada pasada, llega a priori para ser titular. El de Badalona es un cancerbero con 28 años y en plena madurez del que destaca su seguridad y unos reflejos felinos que la temporada pasada sirvieron para dar muchos puntos al cuadro catalán.

Por lo visto en pretemporada, dura será la competencia con el Pau Torres, procedente del Alavés y que en este periodo veraniego de preparación ha demostrado que no llega para ser “el suplente” sino para luchar por la titularidad, poniéndoselo muy difícil (bendito problema eso sí) a Paco Herrera.

Pau Torres pondrá las cosas muy difíciles a Isaac Becerra.
Pau Torres pondrá las cosas muy difíciles a Isaac Becerra.

Metamorfosis defensiva

Ya no tendrán que padecer más los aficionados blanquiovioletas la defensa formada, de derecha a izquierda por Chica, Marcelo Silva, Juanpe y Mario Hermoso, esa  que el año pasado tanto sufrió y tanto hizo sufrir.

La secretaría técnica se apresuró en verano para cerrar la continuidad de un Javi Moyano al que se le mirará con lupa esta temporada, de Ángel en el lateral zurdo tras sus buenas apariciones del año pasado y las contrataciones de hombres como Guitián, Balbi o Etxeberría. Lichnovsky llegó cedido por el Oporto, mientras que el buen hacer de Álex Pérez convenció al técnico catalán para quedarse.

Pero sin lugar a dudas la mejor noticia en la defensa en este periodo estival ha llegado con la contratación de un Rafa que llega, tras su paso por la liga alemana y a sus 31 años, para ser el auténtico mariscal de la defensa blanquivioleta. El líder que faltó, por ejemplo, la temporada pasada.

Ángel, Real Valladolid, Fútbol
Ángel en uno de los entrenamientos de este verano.

Un centro del campo de toque

Aquí es donde el Pucela ha sufrido la transformación más severa y profunda. El nuevo míster apuesta, o al menos así lo ha asegurado durante la pretemporada, por un juego de toque en el que la medular alcanza una importancia supina con un esquema claro en el que el 4-4-2 con rombo en la sala de máquinas es innegociable.

André Leao parece que parte con ventaja con respecto a Luismi, que llega procedente del Sevilla, para ser el Sergio Busquets, salvando las grandes distancias, del Real Valladolid. Mientras que por delante los Álex López, Joan Jordán (que se perderá el primer tramo de la temporada por una rotura de fibras en el semitendinoso derecho), Sergio Marcos, Renzo Zambrano o el recién llegado Michel Herrero serán los encargados de crear fútbol.

Jose por la derecha y veremos si Guzmán son en principio el plan B para abrir el campo por las bandas en caso de que el rival se ponga por delante en el luminoso y haya que optar por otro estilo de juego.

Luismi, Real Valladolid, Fútbol
Luismi, una de las caras nuevas del Pucela

La guinda del pastel

Arriba es donde más necesidades tiene el Pucela. Paco Herrera, como también ha afirmado en rueda de prensa, espera como agua de mayo ese ariete que asegure 15-20 goles para optar al ascenso pero hasta el momento, y pese a que Braulio se apresura en encontrarlo en un mercado huérfano de goleadores, no llega.

La responsabilidad del gol recae por tanto, y en principio, en un Juan Villar que tampoco iniciará este curso futbolístico debido a una inoportuna lesión, en el ex del Girona, Jaime Mata y en la sensación de la temporada, Iban Salvador.

Una remodelación profunda que convierte al Real Valladolid en un equipo totalmente nuevo que necesitará de un periodo de adaptación pero que espera encajar sus piezas para crear un puzzle de garantías que pueda luchar, lo primero por competir cada partido y lo segundo por conseguir un ascenso soñado que sería perfecto para el club y también para una ciudad histórica como Valladolid.

No hay comentarios

Dejar respuesta