Medina del Campo revive con entusiasmo su esplendor renacentista

La Villa de las Ferias ha comenzado su Semana Renacentista con la inauguración oficial a cargo de la diseñadora de Rocío Mozo, aposentadora mayor.

Medina del Campo ya está inmersa, por quinto año consecutivo, en su Feria Renacentista. Cuatro días llenos de actividades y en los que esta localidad vallisoletana regresa a ese esplendor que arrastraba la corte de los Reyes Católicos, Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón. Cuatro días en los que se rememora esos tiempos pasados llenos de grandeza de los siglos XV y XVI.

La apertura de esta seña de identidad de Medina del Campo la dio la diseñadora Rocío Mozo, aposentadora mayor que, frente a la Colegiata, habló para una Plaza Mayor de la Hispanidad repleta. Un lugar que es “mi rincón favorito” y en el que “tanto he jugado de niña”.

Mozo se deshizo en elogios a Medina y repasó su historia con presteza pero detalle, a la vez que hacía guiños a su infancia en la localidad que la ha visto crecer. Una tierra de personas “nobles, leales, trabajadores y fuertes” y que, aseguró tiene “legado y talento para conseguir lo que nos propongamos”.

Tras esta apertura oficial, llegó uno de los momentos más esperados para muchos medinenses y foráneos que se acercan a disfrutar del desfile de la Corte de los Reyes Católicos en el que participan cientos de vecinos, ataviados con diferentes ropajes y representando a los distintos gremios que hubiese en esa época.

Una comitiva que recorrió las calles más representativas de Medina del Campo, abarrotadas a las dos orillas por miles de personas que no querían perderse ni un solo segundo este espectáculo que da por comenzada la feria de ‘Imperiales y Comuneros’.

Cuatro días en los que Medina del Campo se transforma por completo y retrocede a 1500. En estas pocas horas que dura ‘Imperiales y Comuneros’, que finaliza el domingo 21 de agosto, se espera que pasen por la Villa de las Ferias unas 90.000 personas.

Y es que el pueblo se vuelca por completo, con más de 4.000 figurantes y una programación con más de 150 actividades y un mercado con 250 paradas donde disfrutar de las bondades de la artesanía, ya sea gastronómica, textil, alfarera o de cualquier otro tipo.

Todo un espectáculo que Medina del Campo disfruta y hará disfrutar a los visitantes, que se sentirán como en mitad de otra época, pero con un teléfono inteligente en la mano para poder inmortalizar el momento.

No hay comentarios

Dejar respuesta