Fandiño indulta a un toro de Mollalta en Íscar

Morenito de Aranda corta dos orejas y una El Cid

Fotos: Javi Martín.

No era un toro merecedor de indulto pero Fandiño, con gestos a la presidencia, hizo reaccionar al público iscariense y el usía mostró el pañuelo naranja. Un palco desconocedor por completo de lo que es un toro de indulto y “Peleador”, de la ganadería de Mollalta, volverá a la finca vivo, pero tengo la completa seguridad de que su ganadera no lo pondrá a padrear porque no fue picado; fue al caballo pero no se le picó. ¿Algún ganadero se atrevería, en una tienta de machos, a elegir como semental a un novillo que no ha ido al caballo?.

Fandiño, el buen torero vasco, no le pudo dar ni un capotazo en los lances de recibo porque fue abanto he hizo caso omiso a las telas; al término de la faena tuvo que torearlo en terrenos de tableros de sol, cerca de la puerta de arrastre. Con una vuelta al ruedo hubiera sido premio suficiente; pero la fiebre de los indultos está a la orden del día y aquí no podía ser menos.

feria iscar toros valladolid 1Eso sí, el buen toro de Mollalta fue pronto y bravo en la muleta de Fandiño que hizo un toreo variado, pero luego se dedicó a provocar al público y puso a la presidencia en una situación comprometida que no supieron salir de ella. Cuando Fandiño provocaba le sacaron pañuelo blanco para enviarle un aviso, pero luego cambiaron de criterio, si es que lo tuvieron en algún momento, y concedieron un indulto a un toro que no cumplió las reglas mínimas para ser indultado. Fandiño recibió como premio dos orejas y rabo simbólico.

En el tercero, el diestro de Orduña no encontró las teclas del soso y precioso jabonero sucio que en el capote sufrió una especie de infarto que le hizo tambalearse, pero se recuperó enseguida. Lo mató en terrenos de la querencia tras pinchar dos veces. Recibió un aviso y su labor fue silenciada.

Otro triunfador fue Morenito de Aranda con dos orejas en el quinto de la tarde; un toro con arrobas que fue muy abanto, soso y sin lucimiento en el capote, aunque sí apretó en el caballo del picador. El burgalés estuvo muy variado y con su clásica elegancia logró pasajes interesantes con ambas manos. Mató de casi entera y paseó el doble trofeo que el público pidió con fuerza.

Al que hizo segundo, otro jabonero claro sin fuerza y muy soso, le instrumentó varias tandas con la derecha que no llegaron a calar en el tendido. Mató de estocada caída y golpe de verduguillo tras aviso. Hubo leve petición de oreja y luego le silenciaron la labor.

feria iscar toros valladolid 3Lo mejor de la tarde, sin duda, fue la faena que El Cid, sustituto del anunciado Manuel Escribano, le hizo al cuarto de la tarde; un toro castaño serio y con duración con el que el sevillano se sintió a gusto toreando despacio con ambas manos; variedad, estilo y sello propio aunó el torero de Salteras con el buen Mollalta. Pero lo que pudieron ser dos orejas se quedó en un silencio sepulcral por fallar reiteradamente a espadas, algo que a El Cid suele ocurrirle con frecuencia. Lástima…

El Cid cortó una oreja al que abrió plaza; un toro que aunque manseó fue bueno y acudió a las telas del sevillano con bondad. Lo toreó por ambos pitones y fue al único ejemplar del encierro al que se le pudo lancear a la verónica. Unos adornos de bella ejecución remataron la faena. La espada cayó baja, pero el público pidió la oreja con fuerza.

La corrida de Mollalta tuvo una buena presentación y nobleza a raudales, pero le faltó raza, salvo el cuarto y sexto. Media plaza en tarde muy agradable.

Hoy domingo toca concurso de cortes y el lunes segunda y última corrida de toros mediática con El Cordobés y El Fandi y abriendo plaza el rejoneador Manolo Manzanares. Los toros para la lidia ordinaria serán de la ganadería de Torrealba y dos de Samuel Pereira para rejones.

No hay comentarios

Dejar respuesta