La 50ª Feria del Libro estudia incorporar una caseta para autoeditores

La concejala de Cultura se ha reunido con el presidente del Gremio de Libreros, Marco Antonio Blanco, y el secretario de Avadeco, Luis del Hoyo, para perfilar la próxima edición de la Feria.

Una de las grandes polémicas surgidas en la última Feria del Libro fue la queja de la Editorial T-Raptor por la imposibilidad de tener una caseta en la Plaza Mayor. Para solventar esa polémica con editoriales independientes del Gremio de Libreros, en la 50ª edición se está pensando incluir una caseta para autoeditores.

Así lo ha anunciado la concejala de Cultura, Ana Redondo, tras reunirse este viernes con el presidente del Gremio de Libreros, Marco Antonio Blanco, y el secretario de Avadeco, Luis del Hoyo, para empezar a preparar la próxima edición de la Feria del Libro.

“Los autoeditores nos han propuesto incluir una caseta”, ha afirmado la edil de Cultura, quien ha reconocido que esa propuesta “se estudiará” siempre con la importancia del criterio del Gremio de Libreros.

Precisamente su presidente, Marco Antonio Blanco, ha dicho que harán “todo lo que sea para apoyar a la cultura” pero que la polémica surgida en la última edición de la Feria del Libro no fue tal ya que, de haberles dado una caseta, “se incumpliría la normativa, y no podemos crear un reglamento y no cumplirlo”.

“Con reglamento en la mano no nos parecía ético ni lógico que ocupara toda una caseta, dado que el espacio es reducido y que nuestro criterio es que no puede ir una editorial con uno o dos libros, ya que no se le había dado la oportunidad al resto”, ha reconocido Blanco. No obstante, ha asegurado que esa propuesta se analizará.

Impulso al público infantil y juvenil

En líneas generales, la concejala de Cultura ha asegurado que en el 50 aniversario de la Feria del Libro de Valladolid se buscará realizar actividades que se desarrollen a lo largo de todo el año y no se circunscriban solo a los diez días que dura el certamen.

“El libro es un elemento tan importante que enmarca la cultura de la ciudad y es imprescindible darle continuidad durante todo el año” ha asegurado la edil tras una reunión “muy constructiva”.

Uno de los mayores objetivos de la próxima Feria será la de llegar lo más lejos posible a públicos jóvenes como el infantil y el juvenil porque “son el futuro”. Para ello, se trabajará con educadores, en espacios como centros cívicos, bibliotecas infantiles o colegios para llegar a este público al que hay que “enganchar”.

Es decir, diferentes acciones para los más jóvenes vean que “la lectura es algo tan atractivo como coger un móvil”.

Redondo también ha hablado de mejorar algunos fallos detectados en la anterior Feria del Libro y por ello considera que hay que “mejorar la coordinación y la respuesta institucional”, además de la necesidad de cerrar un calendario de actividades durante todo el año para acercar el libro a los jóvenes. Un calendario que esperan esté cerrado en octubre y que tendrá como momentos cruciales la Feria y del Día del Libro.

Pero también, como ha explicado Luis del Hoyo, secretario de Avadeco, se trabaja para “revindicar el papel de librero como agente cultural” y por ello se llevará a cabo, a mediados de noviembre, el Día de las Librerías.

“Queremos que todas las librerías se unan a esa labor de inclusión de la lectura durante todo el año”, ha afirmado Del Hoyo, quien además ha anunciado que se trabaja en la creación de un premio otorgado por las librerías de Valladolid. Un premio que tendría dotación económica y del que aún se están redactando las bases.

No hay comentarios

Dejar respuesta