Rodríguez: “En Valladolid se vive el balonmano como en pocos sitios”

El lateral izquierdo gallego asume que debe dar “un paso más” y crecer ofensivamente

Rodríguez junto a González y Arranz en la presentación.

El Atlético Valladolid ya está en marcha, con la pretemporada iniciada y todos los preparativos encaminados al debut en Asobal del club. Uno de los refuerzos de esta temporada, Víctor Rodríguez Costas, un jugador joven y con proyección que encaja perfectamente en la filosofía del club, ha sido presentado este martes y ha destacado que “en Valladolid se vive el balonmano como en pocos sitios”.

Víctor Rodríguez Costas (Vigo, 15/03/1993) llega a Valladolid para ocupar la plaza de lateral izquierdo y ayudar al equipo en su estreno en Asobal. Formado en el conjunto del Seis do Nadal, con el que empezó a jugar a los siete años y con el que logró ser campeón gallego infantil y juvenil, y bronce en esta última categoría en los nacionales, fichó por el Teucro con el que debutó en la temporada 2013/14. Forma parte de los junior de oro, ya que integró la selección española que consiguió el campeonato de Europa de Turquía en 2012, en la que coincidió con el exjugador del Atlético Valladolid Sebastián Kramarz. Ha sido 17 veces internacional con la selección junior, marcando 19 goles.

Víctor Rodríguez jugó la pasada temporada 29 partidos con el Teucro en Asobal, que ha descendido este año a División de Honor Plata. El lateral, de 193 centímetros de estatura y 98 kilos de peso, logró 21 goles, con un promedio de 0,72 goles por partido. Llega de disputar el mundial de balonmano playa con la selección nacional en Budapest donde quedaron quintos y de jugar el nacional por clubes de Laredo disputado el pasado fin de semana con el BM Painkillers, cayendo en dieciseisavos de final.

Mario Arranz, presidente del Recoletas Atlético Valladolid, agradecía el esfuerzo que ha hecho el jugador gallego para incorporarse a la disciplina vallisoletana y aseguraba que se trata de un jugador que casa perfectamente con la idea del club de “nacional, con proyección y joven”. “Seguro que va a estar muy a gusto aquí en Valladolid. Ha hecho un esfuerzo muy importante, tanto personal como económico, ya que le restaba un año más de contrato con el Teucro”, señalaba Arranz durante la presentación.

Por su parte, Nacho González alababa su potencial defensivo, “en el que se ha empleado sobre todo en la última temporada”, pero le pedía dar un paso adelante en el “ofensivo”. “Puede defender en todos los puestos, pero en ataque ve muy bien el balonmano y tiene que dar ese paso adelante que seguro que va a dar. Los minutos que ha jugado en ataque este año han sido muy buenos y creemos que puede ayudarnos en esta faceta también”.

Víctor Rodríguez lo tuvo claro desde el principio, ya que eran muchos los condicionantes a favor para recalar en Valladolid. “Ha sido un poco todo, el club, su interés, jugar en Asobal porque había descendido con el Teucro, y la ciudad. En Valladolid se vive el balonmano como en pocos sitios”, señaló el jugador.

No hay comentarios

Dejar respuesta