Lichnovsky llega a la defensa del Pucela cedido por el Oporto

El central internacional chileno del Oporto jugó la segunda vuelta de la pasada Liga en el Sporting de Gijón

Lichnovsky en un partido con el Oporto.

En el día en que Álvaro Rubio, el gran capitán de las últimas temporadas, ha anunciado que no continuará en el club y se ha despedido de la afición del Real Valladolid, la directiva del Pucela anuncia un nuevo fichaje, el del central chileno Igor Lichnovsky que será blanquivioleta hasta final de temporada cedido por el Oporto.

Lichnovsky no entró en los planes de Lopetegui, actual seleccionador de España, en su primera temporada en el Oporto y jugó con el filial en la campaña 14/15. En el verano de 2015, el Real Valladolid ya lanzó su redes sobre el futbolista, pero el Oporto  no le abrió la puerta a la cesión hasta enero de este mismo año, cuando recaló en el Sporting de Gijón.

En Gijón, Lichnovsky solo jugó dos partidos de Liga porque estuvo totalmente tapado por la confianza absoluta de Abelardo en Luis Hernández, Bernardo y Meré. Curiosamente, los dos partidos que jugó fueron ante el F.C. Barcelona.

Ahora, este central espigado (1,87 metros), de potente zancada cuando sale con el balón jugado, poderoso en el juego aéreo, aplicado en la marca y de buen trato del balón, apodado “El Polaco” en Chile (su abuelo paterno era checoslovaco), espera crecer en el Real Valladolid para confirmar en Europa lo que apuntó en su país. Ese es el reto, del que espera beneficiarse el Pucela, el Club que más ha insistido en su cesión, situación decisiva para Igor Lichnovsky en la operación.

No hay comentarios

Dejar respuesta