Ríos de Luz VI: la atmósfera íntima de la Plaza Mayor

Otro de los lugares predilectos para los curiosos que completan la ruta y corazón de la capital del Pisuerga

“De la Plaza Mayor, los turistas destacan su grandiosidad y su atmósfera sumamente íntima al estar bajo el tono lumínico de la zona”, asegura la guía de la ruta Ríos de Luz, María Martín, que a lo largo de estos días nos viene desgranando los edificios más importantes de un trayecto mágico.

Plaza Mayor, Ríos de Luz, Valladolid.
Estatua de El Conde Ansúrez en la Plaza Mayor

La Plaza Mayor de Valladolid se encuentra ubicada en la zona centro de la ciudad y está rodeada por otra serie de plazas, también muy conocidas para el viandante vallisoletano como son las de Rinconada y el Corrillo o de calles de importancia histórica supina también como la de la Cebadería y el Peso, al norte, u otras como la del duque de la Victoria al este.

Con la estatua del Conde Ansúrez ubicada en el centro, el corazón de Valladolid es el principal punto de encuentro entre turistas y vallisoletanos. Además, es una de las plazas más grandes de España.

Cerrada y con soportales, se destinó en el pasado a ser usada como mercado y también como escenario de celebraciones populares, siendo hoy en día los gremios, bares, joyerías, bancos y otros múltiples establecimientos.

Llamada Plaza Mayor a partir del siglo XIV (anteriormente era la Plaza del Mercado), este mágico lugar fue reformado a mediados del siglo XVI tras el gran incendio y su estructura se basa en otras plazas como la de Madrid o Salamanca.

Un lugar mágico, romántico e íntimo para pasear de noche y uno de los enclaves básicos de esta ruta mágica de Ríos de Luz.

Plaza Mayor, Ríos de Luz, Valladolid.
La fachada del Ayuntamiento de Valladolid con los colores de la bandera francesa tras el atentado de Niza

Un preludio mágico, la Plaza de Fuente Dorada

A escasos metros de la Plaza Mayor, se ubica la de Fuente Dorada. El nombre proviene de sus orígenes cuando en el año 1863 existió en este lugar otra fuente con una esfera dorada que estaba provista de aguja.

Los soportales que rodean a la estatua tuvieron, en un pasado, los nombres de los diferentes oficios como: Espaderos, Mercaderes, Guarnicioneros, etc. y hoy sirven para dar ese misticismo a un preludio mágico que servirá de puente para llegar al punto de encuentro de la ciudad, la Plaza Mayor anteriormente descrita.

Plaza Fuente Dorada, Valladolid, Ríos de Luz
La Plaza de Fuente Dorada también forma parte de Ríos de Luz

Recuerda los artículos anteriores:

  1. Ríos de Luz: la magia de la noche vallisoletana: aquí.
  2. Ríos de Luz I: el encanto de San Benito: aquí.
  3. Ríos de Luz II: la elegancia de San Pablo y entorno: aquí.
  4. Ríos de Luz III: el valor cultural del Teatro Calderón: aquí.
  5. Ríos de Luz IV: la tradición impoluta de La Antigua: aquí.
  6. Ríos de Luz V: la magia oculta del Pasaje Gutiérrez: aquí.

No hay comentarios

Dejar respuesta