España encandila en Valladolid y arrasa a Venezuela

Los de Scariolo ofrecen la mejor versión de la preparación y se imponen con claridad, 91-55

Sergio Rodríguez da una asistencia sin mirar durante el partido.

La selección española de baloncesto ha ofrecido hoy en el polideportivo Pisuerga de Valladolid la mejor versión vista hasta el momento en la preparación de los Juegos Olímpicos de Río. A dos semanas del comienzo del torneo, los de Scariolo están carburando y este lunes han ofrecido un juego vistoso y con un ataque muy colectivo, con la anotación repartida y momentos de notable intensidad defensiva.

baloncesto seleccion espanola - venezuela 24Prueba de ello fue el inicio del partido, con Venezuela luciendo un sonrojante cero en el marcador durante los seis minutos iniciales, en los que España se distanció ya en quince puntos que abrieron desde el comienzo una brecha que sería insalvable. Con el público entregado, Venezuela se convirtió casi en una comparsa en manos de un partido dirigido de manera excelsa primero por Rubio y después por el Chacho, con Calderón ejerciendo de tercer base en este encuentro.

Los mayores afectos del público los compartieron el emblema de esta selección, Pau Gasol, y el hijo pródigo del baloncesto vallisoletano, Fernando San Emeterio, que regresaba a la pista en la que se consagro como uno de los tantos emergentes del baloncesto nacional.

La pareja de interiores del Real Madrid la pasada temporada, Reyes y Hernangómez, aportaron una gran solidez interior y dominio en el rebote, acompañada por el dinamismo de Mirotic como cuatro abierto. Los sistemas salían a la perfección y el segundo cuarto volvía a ser de claro dominio español, 25-11 en el primer parcial y 23-14 en el segundo.

baloncesto seleccion espanola - venezuela 56La segunda mitad fue más de lo mismo, con un tercer cuarto en el que Llull mostró que va afinando puntería durante la preparación y que la baja de Greivis Vásquez, estrella del combinado venezolano y jugador de los Nets en la NBA, es demasiado grande y un impedimento notable para el margen competitivo de su equipo.

El último cuarto tuvo más aliciente en la grada que en la pista, con el público haciendo la ola y disfrutando del privilegio de tener baloncesto de élite en la ciudad, un lujo añorado por cientos de aficionados al deporte de la canasta que hoy se han sacado la espinita que Valladolid tiene clavada en los últimos años.

No hay comentarios

Dejar respuesta