El legado de Cervantes y Shakespeare conversa en Olmedo Clásico

Los actores Arturo Querejeta e Íñigo Echevarría ponen voz y sentimiento a alguno de los textos más memorables de ambos autores

Olmedo Clásico ha hecho gala a su nombre quizá más que nunca. Cervantes y Sakespeare, Miguel y William; su legado, sus palabras, sus escritos; encarnados en voz y sentimiento de forma estremecedora por Arturo Querejeta e Íñigo Echevarría, “los dos actores que más impresionan en la escena actual interpretando a ambos autores”, ha explicado al comienzo del recital uno de los responsables del festival, Germán Vega.

olmedo clasico cervantes y shakespeare 7Querejeta encarna un excepcional ‘Ricardo III’, por lo que fue el encargado de reproducir los textos del británico, y Echevarría es parte esencial de Ron LaLá que ganó el premio del público la pasada edición y en esta edición cierran el festival con ‘Cervantina’, responsable así de revivir los textos de Cervantes. Dos interpretes excepcionales para una idea sensacional: rendir homenaje a los célebres escritores de la mejor manera posible, enlazando sus textos en una espiral de genialidad.

El maestro de ceremonias no podía ser más idóneo, Emilio de Miguel aportó el toque de ironía y reflexión esencial para enlazar Otelo con El Quijote, las reflexiones sobre el amor con la crítica política.

Un viaje a la literatura más universal que comenzó con humor, “porque habría que preguntarse si después del brexit es el mejor momento para traer a escena a un inglés”. De Miguel agradeció la propuesta al festival y recordó que “los genios no necesitan homenajes porque no están muertos”.

Abrió Echevarría con el prólogo del Quijote y siguió Querejeta con la apertura de Otelo. Un recorrido en que pasó la bella declaración de amor del Quijote a Dulcinea, las rencillas del Mercader de Venecia, las reflexiones sobre la libertad y la decencia que Cervantes plasmó en su obra más universal o el célebre monólogo de Shakespeare en Hamlet, porque ser o no ser será siempre la cuestión.

“Al principio fue la palabra, al final siempre espera la muerte”, con el público ansioso por mostrar su agradecimiento a los intérpretes, Emilio de Miguel daba paso a como expresó Cervantes en palabras de Sancho la muerte del Quijote, un pasaje al que puso voz Querejeta, antes de que Echevarría despidiera con las palabras que eligió Miguel de Cervantes para su propia despedida de una vida que le trató muy mal en comparación con los placeres y lujos de los que gozó su homólogo inglés.

No hay comentarios

Dejar respuesta