Javier Martín: “Hasta Walt Disney utilizó el mecanismo de segunda oportunidad”

Javier Martín es uno de los abogados que forma parte del pionero turno de segunda oportunidad que ha creado el Colegio de Abogados de Valladolid y con el que colabora el Ayuntamiento. En esta entrevista con Noticias Castilla y León, repasa los objetivos de esta Ley y los motivos por los que el mecanismo está tan poco aprovechado hasta el momento.

Javier Martín ante el Colegio de Abogados de Valladolid.

– ¿Cómo ha surgido la iniciativa de crear un turno de segunda oportunidad?

– Surgió de la mano de Jesús Guinea y Elena Sánchez, dos compañeros del Colegio de Abogados, y del magistrado Ignacio Martín Verona. Habían detectado que hay un sector de la población que tiene problemas graves económicos aún teniendo ingresos, porque sufren una situación de excesivo endeudamiento que les hacía estar prácticamente en la ruina. Estaba ya en funcionamiento este mecanismo de segunda oportunidad con una Ley que lo regula, aunque en el ostracismo, casi nadie lo conocía. Por eso surgió la iniciativa de crear el turno y de ponerse en contacto con los Servicios Sociales del Ayuntamiento a través de los Ceas.

– ¿Qué implica la creación del turno?

– Es importante a nivel organizativo, también para que los abogados que lo componen hayan hecho una formación específica. Ahora lo formamos 61 abogados, que somos los que hicimos un curso sobre la normativa de segunda oportunidad.

– ¿Por qué sólo se ha creado este turno en Valladolid?

– El de Valladolid es pionero, es el primero que se ha creado en España, hay abogados de manera particular que se dedican a segunda oportunidad, pero no algo organizado como esto. Ha sido un año de muchas reformas legales y eso ha podido hacer que pase algo desapercibido.

– ¿A quién está orientado este servicio?

– Está destinado a personas que tienen una situación técnica casi de quiebra, que generan ingresos pero no son suficientes para afrontar los pagos. Para los que no generan ingresos tienen otros mecanismos, esto es para personas con ingresos regulares, familias que a lo mejor ingresan 2.000 euros al mes y que aún así no llegan a fin de mes porque están demasiado endeudados.

– ¿Tiene algo que ver con la dación en pago de la vivienda?

– Son cosas distintas. Se contempla un acuerdo extrajudicial de pagos si el banco está dispuesto a ello, pero lo que sí tiene que hacer la persona que se somete a la segunda oportunidad es saber que se va a tener que deshacer de todos sus bienes para que le liberen de sus deudas. Hay que tener en cuenta que los acreedores no son sólo las entidades bancarias, también proveedores. Hay que cambiar la mentalidad en España, parece que era imprescindible tener casa en propiedad, como si fuera algo terrible vivir en alquiler, cuando es una opción que no genera estos problemas, no generas deuda. El piso puede ser un bien o un problema.

– Quizá hay un cierto estigma social al pedir ayuda en estas situaciones.

– Por supuesto que si, pero no tiene sentido. El que acuda a los Ceas recibirá el primer contacto informativo, de orientación para saber si te puedes beneficiar del servicio. En el curso de formación que hicimos, un magistrado de Barcelona que ofreció una de las ponencias, empezó diciendo que este sistema en Estados Unidos lleva décadas funcionando y lo han utilizado hasta personas como Walt Disney en tres ocasiones, hasta que consiguió fundar su productora exitosa, pero antes necesitó una segunda oportunidad porque se había arruinado con las primeras productoras que había creado.

– ¿Hay una estimación de personas que se pudieran beneficiar de este servicio en Valladolid?

– Ya hemos tenido el primer contacto con todos los Ceas, para que conocieran el sistema, y han empezado a poner cara a las personas que tienen estos problemas y ya se han establecido los primeros contactos con ellas. El número es muy difícil de estimar porque a los Ceas va mucha gente en situación de exclusión social, pero este servicio es para personas que pueden ser de clase media pero que están ahogados por las deudas. A este tipo de personas les da mucho apuro todavía acudir a un centro de Acción Social por ejemplo, transmitir sus problemas, cuando puede ser una gran ayuda para volver a empezar.

– ¿Cuál es la finalidad última de este servicio de segunda oportunidad?

– Volver a poner en el mercado a unas personas que están fuera por una situación de excesivo endeudamiento, que muchas veces termina en situaciones de dinero negro, de gente trabajando en B para que no le quiten los ingresos con las deudas. Y así también es gente que vuelve al sistema para pagar sus impuestos y tener una situación normalizada.

Representantes del Colegio de Abogados con el alcalde y la concejala del área.
Representantes del Colegio de Abogados con el alcalde y la concejala del área.

– ¿Cuál es el papel del Ayuntamiento en este convenio?

– La primera reunión con el abogado la subvenciona el Ayuntamiento. A partir de ahí la previsión es que sea la persona que se beneficia del servicio la que pague, porque es gente que tiene ingresos, aunque hay recogidos casos donde si no puede pagar después de que se tramite el caso, es el Ayuntamiento el que paga, pero son casos muy extremos.

– ¿Es mejorable el mecanismo actual de segunda oportunidad?

– Hay un aspecto que es necesario modificar y es que en la Ley se excluye la quita de la deuda con Hacienda y la Seguridad Social. Hay mucha gente, sobre todo en casos de autónomos, donde la mayor parte de la deuda es, precisamente, con Hacienda y la Seguridad Social. Todavía le falta una vuelta más a la norma para que entren las deudas públicas.

No hay comentarios

Dejar respuesta