Paco Herrera: tensión, nervio y trabajo desde el minuto uno

En esta primera semana de entrenamientos se ha podido apreciar el método de trabajo del catalán, siempre encima y pendiente de sus jugadores

Paco Herrera , Real Valladolid, Fútbol
Paco Herrera dando indicaciones y corrigiendo a sus futbolistas.

Espectáculo. Ese es el mejor vocablo con el que uno puede definir la manera de actuar y sobre todo de dirigir los entrenamientos de Paco Herrera en la que está siendo la primera semana y la vuelta al trabajo de un Real Valladolid con pocos integrantes aún en su plantilla pero completamente remozado.

Paco Herrera y Jose, Real Valladolid, Fútbol
Paco Herrera cuenta con Jose.

El técnico barcelonés está empezando a encandilar a la afición blanquivioleta a base de nervio y, sobre todo, de estar muy pendiente de sus jugadores en cada instante de cada sesión, corrigiendo y motivando a gritos a sus hombres con el fin de que tengan, a lo largo de todo el ejercicio, esa tensión necesaria a la hora de competir, de la que ha adolecido la escuadra que preside Carlos Suárez en los últimos años.

El mister alterna durante los entrenos, al menos en esta fase inicial de la pretemporada, los ejercicios físicos, siempre en grupo fomentando también el contacto entre unos jugadores que apenas se conocen, con el balón, al que presta una notable atención y que se convertirá, con el paso de las semanas, en la piedra angular del juego de este Pucela.

Herrera llega a Valladolid avalado por sus dos últimos ascensos con el Celta de Vigo en la temporada 2011-2012 y con la Unión Deportiva Las Palmas en la 2014-2015, vía Playoff esta última y derrotando por el camino, en semis, al cuadro de la capital del Pisuerga.

Real Valladolid, Fútbol
El Pucela comienza su pretemporada.

En ambas campañas, la intención del catalán fue llegar al tramo inicial de la campaña lo mejor posible en lo físico sabedor de que en una categoría tan exigente como la de Plata del fútbol español empezar y acabar bien la campaña es clave. De momento parece que su intención inicial parte de que este nuevo Pucela llegue “como un toro” al prólogo de la campaña 2016-17.

La primera impresión de la forma de trabajar del nuevo entrenador del conjunto blanquivioleta es grata aunque habrá que ser cauto y esperar, porque lo mismo ocurría el verano pasado con Gaizka Garitano y el resultado es ya de infausto recuerdo para el fiel seguidor del Real Valladolid.

No hay comentarios

Dejar respuesta