Valladolid contará con 63 viviendas nuevas para alquiler social

Tras un convenio suscrito hoy por el Ministerio y la Consejería de Fomento y el Ayuntamiento de Valladolid

Rehabilitación y renovación de viviendas y fomento del alquiler social. Esos son los dos ejes básicos en los que se han apoyado el Ministerio y la Consejería de Fomento y el Ayuntamiento de Valladolid para suscribir el convenio que dota a la ciudad del Pisuerga con 63 nuevas viviendas destinadas al arrendamiento para familias con dificultades económicas.

Una rúbrica llevada a cabo en Valladolid por los titulares de las tres instituciones: Ana Pastor como ministra de Fomento en funciones, Juan Carlos Suárez-Quiñones, como consejero de Fomento, y el alcalde de Valladolid, Óscar Puente.

Unas viviendas protegidas que se edificarán en el antiguo cuartel de la Guardia Civil de Puente Colgante y para las que se han destinado 4,9 millones de euros, de los que la Junta pone el 76,1% y el Gobierno el 23,9%.

Estas nuevas residencias se dividirán en dos tipos. 32 de ellas se destinarán a familias con ingresos que no superen por 1,2 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM); y las 31 restantes irán destinadas a familias con ingresos entre 1,2 y 3 veces el IPREM. Se realizarán ocho viviendas de un dormitorio, cuatro de dos y 51 de tres habitaciones, de las que algunas se adaptarán para personas con discapacidad.

Viviendas sociales Valladolid Puente Coglante Fomento Ana Pastor Puente Quiñones (1)“Es un convenio que ayuda a las familias con necesidades y por lo tanto es dinero mejor invertido”, ha explicado Ana Pastor sobre esta actuación, que se enmarca en el Plan de alquiler de viviendas y rehabilitación edificatoria 2012-2016, que según la titular de Fomento ha destinado 180 millones de euros a Castilla y León.

Pastor ha explicado que la intención es que las obras se finalicen en 2016 para que a principios del año próximo puedan habitarse y hacer efectivo este convenio. Actualmente, el proyecto de obra se está redactando para después pasar a su licitación y finalmente a su ejecución.

Para Óscar Puente, este convenio tiene “todos los perfiles positivos posibles” al suponer una gran inversión en materia de vivienda que además sirve para rehabilitar una zona “muy importante que se está degradando”. Por ello, el primer edil ha dicho tener “solo motivos de satisfacción” por un convenio que responde a una necesidad fundamental y a un derecho constitucional.

Juan Carlos Suárez-Quiñones, por su parte, ha destacado que este convenio es un “ejemplo” de colaboración público privada que da el “mejor uso posible” a estas viviendas. Además, ha asegurado que el Parque Público de Vivienda de Castilla y León cuenta ya con 1.451 domicilios, cuando al inicio de la legislatura había unos 1.100.

No hay comentarios

Dejar respuesta