El PP critica que Valladolid esté “sucia” y “parada” en cuestiones importantes

Además, el PP en el Ayuntamiento de Valladolid ha ofrecido un “pacto por un Valladolid en positivo” y Puente ha criticado la “forma particular” de tender la mano en la bancada popular.

Grupo Municipal Popular en el debate sobre el estado de la ciudad.

El Grupo Municipal Popular, en boca de su presidente José Antonio Martínez Bermejo, ha sido, como cabía esperar, el más beligerante con la gestión del equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Valladolid, lo que ha encendido los ánimos en un Debate sobre el Estado de la Ciudad en el que los reproches han volado como dardos de una bancada a otra.

Así, el PP en el Ayuntamiento de Valladolid, considera que “Valladolid está sucia”, algo que se ha preguntado por qué ocurre si “los profesionales son los mismos”. A lo que Martínez Bermejo ha señalado directamente a “usted y su equipo, señor Puente”, al haber reducido el presupuesto en “algo más del 10%”.

Algo a lo que María Sánchez, concejala de Medio Ambiente, ha respondido en su turno de réplica y ha reflejado las “dificultades” de la gestión de limpieza con una plantilla que “se ha reducido un 15% desde 2010”. “Tiene 20 personas menos y una edad media de 53 años, además de que la antigüedad de la maquinaria se ha duplicado”, ha reflejado la concejal de Toma la Palabra, quien asegura que las quejas recibidas en la concejalía siguen la misma línea de los últimos años.

Por otro lado, Bermejo se ha mostrado “preocupado” porque el equipo de gobierno tiene “parados los temas más importantes de la ciudad”. Cuestiones como el soterramiento, la Ciudad de la Justicia, el trasladado de los talleres de Renfe, el PGOU o la reforma del barrio 29 de octubre. Algo que podría hacer que Valladolid “bajase de los 300.000 habitantes”.

Es por ello, que el PP le ha dado un “aprobado raspado en gestos pero un cero en gestión”, ya que Bermejo ha defendido que el equipo de gobierno “se ha visto superado por la realidad”. Además, ha criticado la “transparencia desigual” y la “falta de política orientada a la mejora de la economía y la creación de empleo”, así como el no haber creado el Consejo del Diálogo Social.

Pacto por un Valladolid en positivo

Por todo ello, Martínez Bermejo ha ofrecido un “pacto por un Valladolid en positivo” que haga olvidar las diferencias. Un acuerdo de doce puntos “para poner por delante lo que nos une respecto a lo que nos separa”.

Algo que a Óscar Puente le ha sorprendido por la “forma particular que tienen de tender la mano”. En ese sentido, el primer edil ha criticado las “zancadillas” que considera el PP puso para la celebración de la Fiesta de la Moto o el soterramiento, por lo que le ha pedido una oposición “hechos y no palabras”.

A lo que Bermejo ha respondido que lo que busca Puente es una “oposición complaciente que le aplauda las iniciativas y diga lo bien que lo hace”. Pero el primer edil ha reconocido que “no le pido que me bailen el agua sino que les pido coherencia y sensatez”.

Sobre el rechazo al pacto, el presidente del PP en el Ayuntamiento de Valladolid ha dicho lamentarlo porque el PP ve que es “mejor cualquier acuerdo al más grande de los desencuentros”, ya que consideran que este pacto hubiese “evitado la tensión que palpan los vecinos”.

Por último, Puente ha pedido al PP que “demuestre algo más en este año de oposición”, ya que considera que “tiene tiempo suficiente para corregir el rumbo”.

No hay comentarios

Dejar respuesta