La tormenta obliga a emplearse a fondo a los Bomberos

Han tenido que realizar salidas debido a los desperfectos que se han creado en las fachadas de varios edificios

Foto: Policía de Valladolid.

La lluvia y el viento que se han originado a última hora de la tarde de este lunes han obligado a los Bomberos de Valladolid a realizar dos salidas para arreglar los desperfectos generados en las fachadas de varios edificios.

Así, casi a las 21.00 horas, varias dotaciones del cuerpo de Bomberos de Valladolid han tenido que salir a varios avisos por desprendimientos en edificios. Por un lado, han actuado en la calle Arco de Ladrillo, en dos edificios en los que había peligro por desprendimiento de chapas. Esto ha obligado a cortar temporalmente al tráfico la calle Arco de Ladrillo entre Hospital Militar y Recondo.

Además, se ha tenido que trasladar la Policía Municipal de Valladolid ante la caída de algunos cascotes.

Por otro lado, los Bomberos también han tenido que actuar en la calle Recondo para revisar los desperfectos que ha generado dicha tormenta en la fachada de un edificio de esa calle.

No hay comentarios

Dejar respuesta