Mirada certera al interior terrestre para conocer sus violentos fenómenos naturales

El Museo de la Ciencia acoge hasta el 19 de febrero de 2017 la exposición ‘Cuando la Tierra tiembla, Volcanes y terremotos’, que además pone el foco en el seísmo ocurrido en Lorca en 2011.

Cuando un desastre natural ocurre nunca es por azar. En la naturaleza todo responde a miles de millones de años de historia y evolución de la Tierra como planeta, que en su interior aún guarda energía desde su formación, que a veces sale a la superficie de manera violenta. Para dar respuesta a volcanes, terremotos y demás fenómenos naturales, el Museo de la Ciencia acoge la exposición ‘Cuando la Tierra tiembla. Volcanes y terremotos’, hasta el 19 de febrero de 2017.

Una muestra interactiva creada por el Museo de la Ciencia y el Agua de Murcia que ahora llega a Valladolid gracias a la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y que está comisariada por Juan Antonio López, geólogo y catedrático del IES Ramón Arca de Lorca, que además acerca una mirada detallada al terremoto que ocurrió en la localidad murciana en 2011.

“Los lorquianos necesitaban comprender lo que pasó y por qué pasó”, reconoce López, quien durante la presentación de la exposición ha destacado que se trató de un seísmo “de magnitud no muy grande pero que generó muchos daños”.

Y es que la exposición se divide en cinco apartados, que se podría decir van ajustando el foco en un suceso concreto, este de Lorca. Comienza con una explicación de la energía que guarda la Tierra en su interior, que es el motor generador de todos los accidentes causados por los movimientos de las placas tectónicas -como terremotos, volcanes o montañas-.

En el siguiente apartado se hace una disección del fenómeno natural de los volcanes, de los que se explica su origen, los tipos, las causas de las erupciones y los diferentes niveles de peligrosidad de estos cráteres. Después se explican los terremotos, de los que se conocerán sus magnitudes o intensidad, además de un repaso a los más devastadores de toda la historia.

En el cuarto espacio, se explica en concreto el terremoto que arrasó Lorca parcialmente. Se da respuesta a las razones que lo propiciaron, así como a la magnitud que tuvo y por qué fue tan dañino.

Por último, se puede aprender más sobre las aguas termales del sureste peninsular, así como de la energía geotérmica, que se erige como una fuente sustitutiva de los combustibles fósiles.

Se trata de una exposición en la que los grandes carteles y fotos se mezclan con vídeos explicativos, figuras de gran detalle o rocas volcánicas que permiten conocer mejor el interior de los cráteres. Además, hay numerosos juegos para que los más pequeños aprendan, como una máquina que simula un terremoto.

Durante su presentación, la concejal de Cultura, Ana Redondo, ha agradecido el “carácter divulgativo y científico” para conocer mejor estos fenómenos naturales y saber así “qué ocurre cuando la naturaleza habla”. Por su parte, el subdelegado del Gobierno, Luis Antonio Gómez Iglesias, ha enfatizado en el valor de la “curiosidad” porque es el elemento que “mueve la ciencia y hace avanzar a la sociedad”.

No hay comentarios

Dejar respuesta