Asaja pide más superficie para quema de rastrojos de cereal

Ve “insuficiente” que la Junta solo autorice el 25% de dicha superficie

Asaja Valladolid considera insuficiente la propuesta de Junta de Castilla y León de autorizar, a partir del 1 de octubre, la quema del 25% de rastrojos de la superficie de cereal y cree que “al menos” debería autorizarse un 35%, dado que el campo está actualmente “infestado” por plagas “de todo tipo”.

La organización agraria ha señalado que las abundantes lluvias de primavera han provocado un exceso de malas hierbas en el campo, que, de no cortarse de raíz, puede provocar que el próximo año se multipliquen y en vez de sembrar cereal, los agricultores siembren todo tipo de malas hierbas.

Asaja Valladolid se ha mostrado a favor de las quemas controladas siempre que no sean perjudiciales para el medio ambiente o puedan ocasionar un peligro de incendios.

Sin embargo, por otra parte, considera que el respeto al medio ambiente no debe estar “reñido” con tener un campo verde y limpio de plagas “si se hacen las cosas con planificación, seguridad y marcando bien los límites a estas prácticas”.

A su juicio, la “mala regulación” de esta práctica por parte de la Junta de Castilla y León ha provocado un exceso de plagas en el campo “que cada vez son más difíciles de controlar”.

Así, ha señalado que malas hierbas como el vallico, la avena loca o el bromo abundan en las cunetas, caminos y linderas, de forma que amenazan “seriamente” cosechas, cultivos y la sanidad vegetal.

“La no quema de rastrojos cada vez está más perseguida por los intereses de los lobbys de la industria fitosanitaria que quieren preservar sus intereses económicos”, ha añadido Asaja, que aún así la quema de rastrojos se ha revelado “como la solución más eficaz y probada durante años”.

No hay comentarios

Dejar respuesta