Mondelez muestra su disposición a vender Dulciora “sin limitación”

La dirección europea de la multinacional confirma a los sindicatos que la venta se realizará sin importar el sector del comprador

Concentración contra el cierre de Dulciora.

Buenas noticias en una de las luchas laborales que afectan a Valladolid. Este lunes, la dirección europea de la multinacional norteamericana Mondelez ha confirmado a los miembros del Comité de Empresa de Dulciora en Valladolid su disposición a vender la fábrica “sin limitación” en lo relativo al sector de producción, por lo que podría ser otra empresa dedicada a los dulces.

Así lo ha explicado a Europa Press la presidenta del Comité de Empresa de Dulciora, Belén Bueno, que ha mostrado la satisfacción de los representantes sindicales tras una reunión “positiva” celebrada en Zurich (Suiza), ya que “el primer paso ya está dado”.

Bueno ha destacado el hecho de que la Dirección europea de Mondelez no ponga limitaciones a las ofertas que puede escuchar, de modo que está abierta la posibilidad de que la compradora sea otra empresa del sector de los caramelos, algo a lo que, por ejemplo, no ha accedido inicialmente el Grupo Lactalis en el caso de Lauki, la otra fábrica vallisoletana amenazada de cierre.

La representante sindical ha añadido que la compañía estadounidense tampoco ha hablado de plazos para la venta, por lo que sólo está vigente el inicialmente aportado para el cierre de la factoría vallisoletana, a finales de 2017. “Dentro de todo el proceso estarán abiertos a la venta”, ha precisado Bueno.

También ha destacado que el responsable de la empresa que se encargará de las posibles negociaciones para la venta es una persona con el “suficiente poder de decisión”.

En definitiva, la presidenta del Comité de Empresa ha subrayado que “el primer paso está dado”, porque “antes de comprador tenía que haber vendedor”. En todo caso, ha precisado que por el momento no se han establecido contactos con posibles empresas interesadas.

Según los datos aportados por Mondelez el pasado 31 de marzo, cuando se anunció la intención de cerrar Dulciora, la plantilla está compuesta por 185 empleados fijos y 47 temporales, aunque según Belén Bueno en la actualidad la cifra es incluso superior, pues se han sumado más trabajadores eventuales.

La histórica planta vallisoletana fue adquirida ya en los años 90 por el grupo británico Cadbury Schweppes, que a su vez se integró en la multinacional Kraft Foods en 2010, la cual cambió su nombre a Mondelez International.

No hay comentarios

Dejar respuesta