Concentración en apoyo a los refugiados en Valladolid.

El aumento del número de refugiados avanza imparable y en sentido contrario al de las zonas de asilo en Europa, que se van restringiendo. Según datos de ACNUR, en total hay 65,3 millones de personas desplazadas de sus países de origen debido a conflictos armados. Un número que ha crecido un 55% en solo cuatro años. Esta situación actual sirve para que muchos acusen a la ONU y a la Unión Europea Europa de mirar hacia otro lado, de vulnerar los principios bajo los que fueron fundadas.

Uno de esos ejemplos, quizá el más veraz, es el acuerdo que el pasado 18 de marzo firmaron los 28 líderes de la UE para que todos los que lleguen a Europa sin la aprobación de la petición de asilo sean devueltos a Turquía.

Para alzar la voz y denunciar la situación de los refugiados, colectivos sociales de muchos puntos de España se han sumado a la ‘Caravana hacia Grecia’. Un viaje de doce días que en Valladolid organiza el Colectivo Indignado y cuya intención es que la UE “se dé cuenta de que este problema no se puede consentir y hay que arreglarlo”.

Son palabras de Martín Rodríguez, presidente del Voluntariado de la UVa y miembro del Colectivo Indignado, que lleva gran parte de su vida preocupado por ayudar “a los desfavorecidos, a los explotados” y que dirige esta plataforma social adscrita a la Universidad de Valladolid desde 2003, un par de años antes de jubilarse y dedicar todo su tiempo a los que más lo necesitan.

Concentración defensa derechos humanos refugiados valladolid (2)Esta ‘Caravana hacia Grecia’ partirá el 15 de julio hacia Barcelona, para al día siguiente comenzar una ruta que llevará a los aproximadamente 30 autocares españoles por Milán, Marsella, Budapest, Zagreb, Sofía hasta llegar a la ciudad griega de Tesalónica, donde se ha organizado a nivel europeo la campaña ‘No borders’. En ella se debatirán todos los temas concernientes a los refugiados y la caravana a nivel regional llevará una propuesta propia que defenderá ante los miles de concentrados. Una postura que no puede ser otra más que abrir las fronteras de Europa y la de la defensa de los derechos humanos de los refugiados.

En ese periplo hasta llegar a Tesalónica, todos los desplazados españoles explicarán su postura de abrir fronteras en cada una de las ciudades en las que harán un punto y seguido en el camino. Una vez en Grecia, estarán del 19 al 22 de junio, y acamparan en la Universidad de Tesalónica, organizador de la concentración ‘No borders’ y que pone todas infraestructuras para que los asistentes tenga dónde comer y dormir.

Un viaje que costará entre 200 y 300 euros, precio destinado a pagar el transporte en autobús, ya que la estancia es gratuita. 2.700 kilómetros y una acción reivindicativa y social, además de una aventura enriquecedora en la que el contacto con otros países participantes será continuo. Hay hasta el 30 de junio para apuntarse a esta aventura reivindicativa, a través del teléfono 639463617.

Un gesto por la dignidad

El Gobierno de España se comprometió en su día a acoger 18.000 desplazados por conflictos armados, una cifra que contrasta con los apenas 200 refugiados que han encontrado asilo dentro de nuestras fronteras.

Por ello, esta ‘Caravana a Grecia’ dará la oportunidad al ejecutivo nacional para que puedan aprovechar los autocares que llevan a los participantes hasta Tesalónica y puedan llenarlos de refugiados para que vivan en España. “Les damos los autobuses y nosotros volvemos a pie o en bicicleta, como sea”, explica a este periódico Martín Rodríguez.

Más que de una medida efectiva se trata de un gesto que busca alentar a un Gobierno que “si no los trae es porque no le da la gana, no porque no tenga medios”. Y es que los Ayuntamientos de ciudades españolas tienen infraestructuras de sobra para acoger a un número mucho mayor de refugiados.

Pero, ¿es realmente culpa de España o todo responde a las directrices europeas? Como explica este voluntario que hace pocos meses visitó los campos de refugiados de Eleonas -en el centro de Atenas- y de Myrsini -a 65 kilómetros de Patras- , “la culpa es de los dos”. La dejadez que está mostrando la Unión Europea está lejos de toda duda, con políticas migratorias restrictivas que actúan como tapón en la frontera sur del continente.

Concentración-Ayuda-Refugiados-Valladolid-6“Europa no quiere que vengan refugiados porque tiene miedo y cree que con ellos vienen terroristas, o que no podemos admitirlos por la crisis”, afirma Martín Rodríguez. Pero lo cierto es que son los propios países como Austria, Hungría o República Checa, los que se niegan a aceptar refugiados, apoyados por el crecimiento de los nacionalismos.

Pero lo cierto es que España podría hacer mucho más para acoger a mayor número de desplazados. “Podría traer a los que quisiera, nadie se lo va a impedir”, de hecho hasta la Comisión Europea dio un aviso al Gobierno español en abril de este año para que aumentara el ritmo de acogida. Incluso, como explica Rodríguez, “hay otros países que se niegan y están acogiendo más que España”.

¿La autodestrucción de la UE?

Muchos, como Martín, aseguran que el conflicto de los refugiados y las evidentes muestras de dejadez con unas políticas migratorias cuestionables para con los derechos humanos, supone una especie de harakiri continental.

Las medidas tomadas como el pacto entre la UE y Turquía chocan contra todos los principios legales internacionales en los que se recoge que “a un refugiado hay que admitirle obligatoriamente”. Unos fueros que fueron el germen mismo de la ONU y más tarde de la Comunidad Económica Europea que terminaría siendo lo que hoy se conoce como Unión Europea.

Es, por lo tanto, una situación “no solo amoral o antihumana, sino que es ilegal”, afirma el presidente del Voluntariado de la UVa, quien considera que la UE está siendo “contradictoria” con sus propios principios sociales que ha defendido históricamente.

“Algunos dicen que la Unión Europea se está autodestruyendo por ir en contra de su esencia, por eso no extraña que cada vez haya más movimientos antieuropeístas”.

No hay comentarios

Dejar respuesta