La enfermería de Moreras atendió a 45 personas en San Juan

Y se trasladó a otras ocho a hospitales de Valladolid

El concejal de Seguridad y Movilidad considera el balance “muy positivo” teniendo en cuenta que la afluencia dobló a la del año anterior gracias al buen tiempo

El informe de incidencias del operativo de seguridad de la Noche de San Juan 2016 en Valladolid arroja un balance “muy positivo”, en opinión del concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, con 45 asistencias sanitarias de diferente consideración, ninguna de especial gravedad, que fueron atendidas en su gran mayoría en la propia enfermería del Puesto de Socorro de la playa de Las Moreras.

El operativo de vigilancia, prevención y pronto socorro, que estuvo activado desde primera hora de la tarde “funcionó a la perfección”, señala Vélez, y registró, comparativamente, menos incidencias que el año anterior, a pesar de que, según los cálculos del Departamento, la afluencia dobló a la de la Noche de San Juan de 2015, y prácticamente completó el aforo del área de Moreras, que se cifra en torno a las 67.000 personas.

El operativo estuvo compuesto por 4 personas de Protección Civil Municipal, 8 bomberos, 9 voluntarios de la Asociación Provincial de Voluntarios de Protección Civil, 26 sanitarios de Cruz Roja y 8 personas de la Asociación de Rescate y Salvamento y Protección Civil (buceadores), además de casi una veintena de efectivos de la Policía Municipal.

Los medios materiales puestos a disposición fueron un todoterreno de Protección Civil, una autobomba urbana pesada y un vehículo de mando de Bomberos, dos todoterrenos de la Asociación de Voluntarios de Protección Civil, una enfermería, un soporte vital avanzado y dos soportes vital básico de Cruz Roja, así como una barca, un todoterreno, un furgón de material y un remolque de la Asociación de Rescate y Salvamento.

Según los datos recabados por el dispositivo, se llevaron a cabo 45 atenciones sanitarias, todas en la propia enfermería de la playa, excepto en 8 casos, que se decidió trasladar a esas personas a centros sanitarios.

De esas 45 intervenciones, seis fueron intoxicaciones etílicas (todas de mayores de edad), otras seis personas sufrieron quemaduras de primero y segundo grado (leves), seis más registraron epistaxis, cuatro contusiones faciales, cuatro cortes diversos en pies o manos y en menor cuantía, agresiones, contracturas, dolores o migrañas.

El concejal de Seguridad y Movilidad se felicita por el hecho de que “el alcohol entre los menores haya estado bajo control, que era uno de nuestros objetivos” y agradece a voluntarios y profesionales el magnífico trabajo realizado hasta el amanecer.

No hay comentarios

Dejar respuesta