Valladolid respirará un aire más limpio a partir de septiembre

La concejala de Medio Ambiente, María Sánchez, asegura que el Plan de Emergencia de contaminación estará finalizado ese mes.

Calle Miguel Íscar de Valladolid.

Valladolid tendrá ultimado para el próximo mes de septiembre el Plan de Emergencia de la contaminación que se aprobó a través de la Agenda Local 21 y que supondrá un paso hacia una ciudad más limpia. La concejala de Medio Ambiente y Desarrollo, María Sánchez, asegura que se trata de un paso más para que la población pueda respirar un aire sano y fresco, ya que los episodios de contaminación atmosférica suele tener “episodios recurrentes” en Valladolid y lo lógico es intentar tenerlos controlados.

“Ya el año pasado dimos avisos a la población para que la gente más sensible como personas mayores o niños y niñas no se expongan a ciertas horas del día, y para que cuando haya picos de contaminación se tomen medidas”, asegura la también portavoz de Valladolid Toma la Palabra, tras la reunión de este martes por la mañana con Ecologistas en Acción donde se han avanzado medidas que podrían ser incluidas en este Plan de Emergencia.

“Nos han aportado bastantes ideas, hablamos sobre todo de avisos a la población ya que consideramos que hay que hacer pedagogía, hay que preparar a la gente para que sepa cuáles son los efectos nocivos de los contaminantes”, ha hecho ver Sánchez, dejando patente que las partículas más pequeñas son nocivas para los pulmones, así como el ozono para aquellas asmáticas o para quienes hacen ejercicio.

Tampoco se descarta la posibilidad de “cuando los contaminantes sean muy altos”, cortar el tráfico en algunas zonas de la ciudad. “Hablábamos de si es mejor cortarlo por zonas o en conjunto, se está trabajando, pero se darían medidas alternativas. En Madrid está funcionando muy bien”, asegura la concejal de Medio Ambiente, quien ha puesto sobre la mesa la posible gratuidad o descuentos en el transporte público para evitar el uso del vehículo privado cuando estos picos de contaminación sean demasiado altos.

“Estas ideas se están poniendo encima de la mesa, es un tema de salud pública”, concluye Sánchez, quien también ha hecho referencia a la necesidad de tener informados a centros públicos y de salud y de estar coordinados con la CUVA y con la Junta de Castilla y León para que este Plan de Emergencia salga adelante para septiembre.

No hay comentarios

Dejar respuesta