El seguimiento de una testigo, crucial para detener a un ladrón

El varón, de 42 años, fue pillado por la Policía Municipal de Valladolid con un equipo de música que sustrajo de un vehículo.

Otra vez más, la colaboración ciudadana ha sido esencial para dar al traste con las intenciones de un supuesto ladrón en Valladolid. Esta vez ha sido la labor de seguimiento de una testigo la que ha ayudado a la detención, por parte de la Policía Municipal de Valladolid, de un hombre de 42 años, de iniciales R. R. P., que fue pillado con un equipo de música que sustrajo de un vehículo.

Según han informado fuentes policiales a este periódico, sobre las 15.00 horas varias llamadas al 092 alertaron de que un hombre estaba rondando las cerraduras de los vehículos aparcados en la calle del Cardenal Torquemada, en el barrio de la Rondilla.

Una vez se personó un agente de la Policía Municipal, este fue informado, por parte de la testigo que estaba siguiendo los pasos del supuesto ladrón, de que le estaba viendo cómo intentaba forzar las cerraduras de varios vehículos.

Tras darse cuenta de la presencia policial, el detenido se escondió en el callejón que hay detrás del Colegio San Juan de la Cruz. Allí, se montó en un vehículo, en el cual fue pillado con el equipo de música que, supuestamente, había sustraído de otro coche.

Cuando la Policía Municipal logra averiguar de qué coche ha sido sustraído el equipo de música, se ponen en contacto con el dueño del mismo, que asegura que su cerradura ha tenido que ser forzada porque el coche estaba perfectamente cerrado, según informan las mismas fuentes policiales.

No hay comentarios

Dejar respuesta