Desarticulada una banda criminal dedicada al tráfico de drogas y anabolizantes

En total se ha detenido a 16 personas

Agentes de la Policía Nacional han detenido a 16 personas y han desarticulado una organización criminal en la provincia de Valladolid dedicada al tráfico de anabolizantes y estupefacientes, en la que se han llevado a cabo nueve registros en la capital y las localidades de Traspinedo, Pedrajas de San Esteban, Rueda, Cabezón de Pisuerga y Medina del Campo.

Precisamente en esta última localidad, en el marco de esta operación denominada ‘Portogallo’, es donde se incautaron 1.110 gramos de cocaína y se detuvo el día 10 de junio a un vecino de Medina apodado ‘Nando’, un “histórico” que ya fue investigado hace años por tráfico de drogas y que en esta ocasión fue interceptado cuando supuestamente iba a contactar con un cliente distribuidor, según informaron a Europa Press fuentes del caso.

En dicha intervención se registró el domicilio de ‘Nando’ y su coche y hallaron en este último más de un kilo de cocaína. Asimismo, al día siguiente, el sábado 11 de junio se prosiguió con la operación en Valladolid capital y Cabezón de Pisuerga con la detención de al menos otras cuatro personas, a los que se ocuparon cerca de 40.000 euros.

Estos arrestos de los que se tuvo conocimiento la pasada semana se suman a otros practicados a lo largo de todo el mes y que suman 16 personas (13 hombres y tres mujeres) de entre 26 y 43 años detenidas, de las que cuatro -entre ellos el conocido como ‘Nando’- han ingresado en prisión por orden judicial.

Entre ellas se encuentra un policía nacional prejubilado arrestado en Madrid, quien presuntamente redistribuía alguno de los productos incautados, y que fue detenido el día 15. Asimismo, se encuentran deportistas dedicados al culturismo, entre ellos un campeón provincial, que es otra de las personas que ha ingresado en prisión, así como un “tronista” aparecido en un conocido programa de televisión.

El resultado de toda la operación lo han dado a conocer este lunes el subdelegado el Gobierno, Luis Antonio Gómez; el comisario jefe de Valladolid, Francisco López Canedo; el jefe de la Brigada de Policía Judicial, Miguel Ángel Ballesteros; y el jefe del Grupo Antidopaje de la sección de Consumo y Medio Ambiente de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) central, Javier Molinera.

En total, en los distintos registros, siete domiciliarios y dos en tiendas de venta de productos dietéticos y nutricionales, se han intervenido 25.000 dosis de sustancias anabolizantes, 1.110 gramos de cocaína, cuatro kilos de sustancia para el corte, diez gramos de cristal (metanfetamina o MDMA), varias plantas de marihuana y 42.000 euros. Además, se han incautado cuatro vehículos y numerosos utensilios para el tratamiento y posterior redistribución de la mercancía como una prensa hidráulica para hacer moldes de la droga localizada en Traspinedo.

Colaboración ciudadana

La investigación se inició gracias a una denuncia anónima en febrero de este año que puso en conocimiento de la Policía el desarrollo de estas actividades ilícitas como dopaje y venta de drogas por parte de los responsables un establecimiento de venta de productos nutricionales ubicado en la calle Linares, en el barrio de Rondilla de la capital vallisoletana. Desde este aparente comercio legal se adquirían, a través de Internet y bajo pedido, este tipo de fármacos como Winstrol -anabolizante sintético-, por ejemplo, que necesitan prescripción médica y que llegaban desde países como Portugal.

Una vez recibida esta información se llevaron a cabo indagaciones sobre este negocio y sus responsables, que permitieron averiguar que bajo una estructura legal de venta de productos nutricionales se enmascaraba la distribución ilegal de medicamentos para la mejora de las capacidades deportivas en el ámbito del culturismo. Precisamente el comisario provincial ha destacado la importancia de la colaboración ciudadana, “inigualable” en el caso de Valladolid, dado que la Policía, aunque lo hace “muy bien”, necesita este tipo de pistas.

Igualmente, se constató una afluencia de personas ajenas al mundo del culturismo y de las actividades deportivas, con antecedentes por tráfico de drogas, que acudían a dicho establecimiento. Por esta razón se intensificaron las investigaciones para conocer a las vías de aprovisionamiento de las posibles sustancias ilegales vendidas en el local.

Finalmente se llegó hasta dos conocidos traficantes afincados en Pedrajas de San Esteban y Medina del Campo -‘Nando’-, lugares donde estos aprovechaban sus actividades en la hostelería en el caso del primero o relacionadas con la distribución de productos legales para realizar contactos y entregas de distintas sustancias estupefacientes.

Las sustancias se distribuían en zonas de ocio, ámbito cercano a los gimnasios y del culturismo y entre gente dedicada al menudeo, ha explicado López Canedo, quien ha destacado la labor del Juzgado de Instrucción número 5, cuyo titular es Soledad Ortega, y la fiscal Leonor Monsalve, dado que es la segunda ocasión en la que se lleva a cabo una gran operación de calado con su colaboración.

La investigación la han desarrollado los Grupos Tercero y Octavo de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Valladolid apoyados por el Grupo Antidopaje de la Sección de Consumo y Medioambiente de la UDEV de Madrid. En los registros han colaborado, además, agentes de Seguridad Ciudadana, Guías Caninos y Policía Científica de la Comisaría Provincial de Valladolid.

Javier Molinera ha señalado que la información obtenida con la intervención se va a utilizar y faltan “segundas líneas” de investigación.

Actividad “novedosa”

El subdelegado del Gobierno ha señalado el carácter “novedoso” de lo que se ha encontrado, ya que trabajaban conjuntamente personas dedicadas al tráfico de drogas con distribuidores de anabolizantes utilizados para el desarrollo de masa muscular que, a pesar de no estar prohibidos, sí necesariamente requieren supervisión médica, sin la que no se pueden adquirir.

Esto se debe a que estos productos suponen un alto peligro para la salud, ya que en el 20 o 30 por ciento de los casos se desarrollan problemas hepáticos, pero además causan riesgo de ictus, infarto o seria afección a órganos vitales como los riñones.

Se da la circunstancia de que este negocio puede ser incluso más lucrativo que el tráfico de drogas y se ha utilizado por parte de los presuntos traficantes entre sus actividades.

Según Javier Molinera es el segundo negocio ilegal en internet, por encima de cualquier otro tráfico, y que puede superar en 75 veces el beneficio de la droga, ya que algunos de estos medicamentos que se pueden adquirir a cuatro euros con una receta se pueden vender a 40 o 50 euros. Con este tipo de tratamiento, que afecta también a las gónadas, se puede conseguir un cuerpo aparentemente “de escándalo” y no poder hacer uso de él e incluso estar muy bien por fuera y muy deteriorado en los órganos internos.

“Al loro con este tipo de situaciones”, ha señalado Gómez Iglesias, quien ha avisado del peligro que puede suponer para los jóvenes que frecuentan gimnasios y pueden pensar en acceder a este tipo de sustancias -que no se distribuía en este tipo de locales, de hecho no se ha registrado ninguno- y ha alertado a los padres para que lo tengan en cuenta.

No hay comentarios

Dejar respuesta