Colorido y diversidad para cerrar la semana intercultural

El pasacalles con más de 200 participantes pone el broche a varios días con actividades

Colorido, ritmo, música y mucha alegría desprendía en esta soleada mañana de domingo en Valladolid el pasacalles que ha puesto un estupendo broche a la semana intercultural. Más de 200 personas han participado en este vistoso desfile, trece asociaciones de inmigrantes de Valladolid con sus correspondientes banderas y trajes típicos en un ensalzamiento de la diversidad, con la demostración de los aspectos más positivos del intercambio cultural.

Desde la plaza España hasta la Cúpula del Milenio, donde durante todo el día van a desarrollar actividades musicales, talleres, juegos… una jornada festiva que reivindica los aspectos positivos de la inmigración y la mezcla cultural.

La concejala de Servicios Sociales, Rafaela Romero, ha explicado a Noticias Castilla y León que el balance de esta semana “ha sido muy positivo, como ya pasó el año anterior, creemos que es muy necesario organizar este tipo de actividades, que ayuden a mejorar la integración y a romper estereotipos que pueda tener la población”.

Romero ha destacado especialmente el buen resultado de la jornada sobre pluralismo religioso, “un debate muy enriquecedor y que también puede resultar muy útil en estos tiempos para facilitar y fomentar el acercamiento entre las diferentes religiones”. En la mesa de debate participaron Luis Argüello, obispo auxiliar de la Archidiócesis de Valladolid, Demetrio Sáez, archimandrita del Arzobispado ortodoxo de España y Portugal, Zaki Mahmoud, vicepresidente de las comunidades islámicas de Castilla y León y Mariano Blázquez, secretario de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España.

La semana comenzó con un encuentro con jugadores del VRAC y El Salvador y una exhibición de capoeira. Los deportes autóctonos, el taichi o la música también han estado presentes en una completa lista de actividades en la que han podido conocer el encuentro imaginado entre Cervantes y Shakespeare.

No hay comentarios

Dejar respuesta