Una Plaza Mayor sin autobús ni taxi

Luis Vélez asegura que “acabarán saliendo antes o después”

El espacio de la Plaza Mayor por el que circulan los autobuses y taxis.

La Plaza Mayor de Valladolid es un espacio peatonal, pero en el que sigue habiendo una presencia puntual del tráfico en dos zonas, por una parte en el acceso y la salida del aparcamiento subterráneo, y por otra en el espacio que conecta la calle Ferrari con la calle Pasión, por el que circulan los autobuses urbanos y los taxis. Que el espacio céntrico más significativo de la ciudad sea completamente peatonal, sin ningún atisbo de tráfico, ha sido desde el comienzo de la legislatura uno de los objetivos del nuevo equipo de Gobierno municipal.

El alcalde, Óscar Puente, llegó a plantear sacar el acceso y la salida del aparcamiento fuera de la Plaza, una obra cuyo coste desproporcionado la ha puesto en un segundo plano. Sin embargo, cada vez cobra más fuerza que sí se corte el tráfico por completo en la otra zona de la Plaza que sí tiene algo de tráfico.

Es una de las sugerencias que se van a valorar en el contexto del nuevo Plan de Movilidad de Valladolid y de la que hay ejemplos cada pocas semanas, como estos días, en los que la Plaza se corta al tráfico en las fiestas de septiembre o en Semana Santa.

El concejal de Movilidad y Seguridad, Luis Vélez, ha dejado claro que “aún no hay una decisión tomada, es algo que estamos estudiando, pero que está claro que está abocado a ocurrir y los autobuses y los taxis acabarán saliendo de la Plaza Mayor, no sé si en quince días, en tres meses o en un año”.

“Va a resultar muy beneficioso para el transporte público, porque cuando hay rutas alternativas el resultado es muy bueno y, además, vamos a avanzar en la peatonalización de la Plaza Mayor”, ha añadido Vélez.

No hay comentarios

Dejar respuesta