Los huertos ecológicos, una alternativa contra el desempleo

El Ayuntamiento ha adjudicado 174 huertos ecológicos para desempleados y sigue abierto el plazo para los que quedan libres

Sánchez en su visita a uno de los huertos.

Los huertos ecológicos son una de las alternativas que ofrece el Ayuntamiento de Valladolid para los desempleados, una iniciativa para ofrecer una actividad a las personas sin empleo y, además, recuperar espacios de la ciudad para este uso. En esta convocatoria ya se han adjudicado 174 de estos huertos y se mantiene abierto el plazo para quienes estén interesados en los que quedan libres, 8 en Santos Pilarica, otro en Barrio España y un último en Parque Alameda.

El programa de explotación de huertos ecológicos urbanos se puso en marcha en un principio para las personas mayores, con el objetivo de crear desde el punto de vista social espacios de convivencia y participación y desde el punto de vista de la salud, promover hábitos de vida saludable como el consumo de alimentos frescos y ecológicos y la realización de actividad física.

Para llevarlo a cabo, el Ayuntamiento firmó un convenio de colaboración con el Instituto Nevares de Empresarios Agrícolas (INEA) a través del cual se comprometía a dar apoyo técnico y permitía el uso de sus instalaciones para llevar a cabo la actividad.

La iniciativa sigue funcionando con éxito, y se amplió hace tres años a personas desempleadas, con el doble objetivo de que los huertos supongan además de un medio de integración social, un medio de subsistencia, proporcionando un importante apoyo a la economía familiar, además de una mejoría en la calidad de la alimentación de estos colectivos con bajo nivel económico.

Así pues, en el año 2014 se amplió el convenio de colaboración con INEA para incluir los huertos para desempleados y así seguir con su apoyo y asesoramiento, aunque, a diferencia de los primeros, en esta ocasión la actividad se desarrolla en terrenos municipales ubicados en distintas zonas de la ciudad, Parque Alameda (calle Vega Sicilia), Los Santos-Pilarica (calle astrofísico Carlos Sánchez Magro), Barrio España (calle Valle de Arán) y Barrio de la Victoria (Pº del Jardín Botánico). Además de los huertos urbanos para desempleados, también se han creado en estas zonas amplios espacios para huertos de explotación comunitaria, que también están incluidos en el convenio con INEA.

Una oportunidad para tejer lazos comunales

Los huertos sociales son una excelente oportunidad para retejer lazos comunales en las sociedades, así como una forma de practicar fórmulas de cogestión y de organización colectiva del espacio común, que suponen un aprendizaje añadido al de la horticultura ecológica, como es la necesidad de sensibilizar sobre el uso racional y sostenible del agua.

Para favorecer este enfoque, se establecieron una serie de compromisos éticos de los participantes, que deben gestionar los residuos verdes vegetales para hacer una compostera colectiva, crear un banco de semillas común, mantener las infraestructuras y participar en la compra colectiva de plantas, así como en encuentros formativos o visitas guiadas a otros huertos, y, por supuesto, hacer un uso responsable del agua de riego, entre otros.

Huertos comunitarios

En la convocatoria del presente año se han ofertado tres huertos de uso comunitario para ser explotados por asociaciones o colectivos ciudadanos inscritos en el registro municipal de asociaciones.

Solo se han presentado dos solicitudes una para la zona de Valle de Arán por la Asociación Vecinal Unión Esgueva y otra para la zona de Santos Pilarica por la Asociación de Vecinos Santos Pilarica.

Para la tercera zona con disponibilidad de huerto comunitario que ha sido Parque Alameda no se ha presentado ninguna asociación o colectivo ciudadano. Por lo que se va a conceder un nuevo plazo en la convocatoria con carácter abierto para las asociaciones que cumplan los requisitos y condiciones de las bases y hasta que se cubra la vacante, u otras vacantes que eventualmente pudieran producirse.

No hay comentarios

Dejar respuesta