Óscar se despide del Real Valladolid en una emotiva carta

Dice adiós al Real Valladolid después de 14 años como blanquivioleta

Óscar en el partido contra el Albacete. (Foto: Real Valladolid)

El adiós de Óscar González al Real Valladolid se consumó el pasado viernes. Una despedida que llega después de 14 años de fructífera relación, donde el mediapunta salmantino ha dado todo por los colores blanquivioletas. Y eso la afición del Real Valladolid lo sabe y se lo ha agradecido siempre que ha podido.

Ahora llega la despedida definitiva del genial jugador con una carta pública dirigida a todos esos aficionados y en la que repasa su paso por el Real Valladolid, desde que debutó con 17 años hasta su último encuentro.

Un emotivo final que Óscar ha rubricado así:

 

Estimada Afición del Real Valladolid:

Escribo estas líneas para despedirme de vosotros.

Como todos sabéis, ésta ha sido mi última temporada defiendo los colores del equipo de mi vida.

A los 14 años dejé mi familia y amigos en Salamanca para comenzar una etapa en la cantera del Real Valladolid. No fue fácil la separación siendo tan niño, pero aquello obtuvo sus frutos: el 7 de octubre de 2001 debutaba con 17 años. Ese día comenzaba mi vida en la élite del fútbol: 3 años en el Real Valladolid a los que le siguieron 4 en el Real Zaragoza para después iniciar la andadura en el extranjero, en un gran Club como es el Olympiakos, el cual me permitió jugar al más alto nivel competitivo, la Champions.

Finalmente retornaba a mi equipo, al Real Valladolid. Aquí disfruté del momento más bonito de mi carrera deportiva, el ascenso a 1ª División. Por fin se volvía al lugar donde debe estar esta ciudad y este Club. También, ser nombrado “Mejor Jugador Centrocampista en la Temporada 2014/2015” defendiendo esta camiseta ha sido todo un orgullo.

Pero todo llega a su fin, y después de un total de 14 años vistiendo la blanquivioleta tengo que decir adiós al Real Valladolid.

Agradezco a todas y cada una de las personas con las que he coincidido en todos estos años, desde la Residencia de Jugadores, pasando por todos los entrenadores que he tenido, los trabajadores del Club (oficinas, cuerpo médico, fisios, lavandería, mantenimiento de campos, etc) y por supuesto, a todos mis compañeros.

Quiero hacer mención especial a todos los aficionados, sin vosotros el fútbol no tendría sentido. Sois parte esencial de esto.

Siempre he querido y querré lo mejor para el Real Valladolid. Es mi Club, mi Equipo. Es el lugar donde me he criado y he formado una familia. Es el Equipo de mi vida.

Me voy profesionalmente pero seguiré apoyándolo siempre porque he sido, soy y seré del PUCELA. Ojalá muy pronto le volvamos a ver en Primera División.

¡GRACIAS A TODOS POR HABER HECHO POSIBLE UN SUEÑO DE NIÑO!

 

Un fuerte abrazo,

Óscar González Marcos

No hay comentarios

Dejar respuesta