El encuentro de Cervantes y Shakespeare en Valladolid

Azar Teatro recrea un ficticio encuentro entre los dos genios de las letras en una ruta teatralizada

Museo Casa Cervantes de Valladolid.

Miguel de Cervantes y William Shakespeare no llegaron a coincidir en Valladolid. Al menos que se sepa. Pero si hubiesen cruzado sus caminos a orillas del Pisuerga, habría podido ocurrir algo similar a lo que recrea Azar Teatro en una ruta teatralizada que comienza este sábado.

La ruta, a la manera de la aplaudida y ya tradicional “Ruta Teatralizada del Hereje”, cuyo estreno se ha hecho coincidir con la celebración de la Feria del Libro, se repetirá la víspera de la clausura de la misma -18 de junio-, además de en diversas ocasiones a lo largo de los próximos meses. Para participar en ella no es necesario inscribirse previamente, tan sólo basta con estar en el punto de encuentro a la hora de la cita: Plaza de la Universidad, 19,30 horas.

Los personajes

Al comienzo de este recorrido, subtitulado “Mi querer conocer a don Miguel de Cervantes”, Willi, personaje inventado descendiente indirecto del gran Shakespeare, cuenta que está buscando localizaciones para rodar una serie televisiva sobre la supuesta relación entre su antepasado y Miguel de Cervantes, y comenta que “si este encuentro existió tuyo que ser, sin lugar a dudas, en Valladolid”.

A este personaje le acompañan en el recorrido Magdalena Rodaja, Andrea Berganza, Constanza Quijana, Cardenio Alonso, Tomás Cárcamo y Sancho Cipión, representados por varios actores que, a lo largo de la ruta interpretarán, además de éstos, otros personajes en los diferentes “sketches” que se sucederán en las distintas localizaciones.

El recorrido

La ruta partirá, a las siete y media de la tarde, de la estatua de Cervantes ubicada en la Plaza de la Universidad, para continuar por San Martín hasta la Plaza de San Pablo en donde se hará una pequeña representación teatral, tras la cual la ruta continuará por la calle León hasta llegar a la Plaza de los Arces en donde intervendrán Cardenio y Luscinda.

Por Plaza de los Arces y Platería hasta Plaza Mayor, y de ahí a la Plaza de Zorrilla –lugar en el que se asentó el Hospital de la Resurrección-, el recorrido continuará hasta finalizar ante el Museo-casa de Cervantes, vivienda original que ocupó el escritor, junto a varias de las mujeres de su familia, siguiendo a la Corte de Felipe III, en su segunda estancia en la ciudad del Pisuerga en la que ya había estado siendo niño.

No hay comentarios

Dejar respuesta