A vueltas con los presupuestos de las fiestas

El PP fracasa en el intento de blindar el nombre de las fiestas de Valladolid y de congelar el presupuesto

Redondo habla con Herrero en una pausa del pleno.

Las Ferias y Fiestas de la Virgen de San Lorenzo han tenido su momento en el pleno del Ayuntamiento de junio, con una moción presentada por el PP para que se congele el presupuesto destinado a las fiestas de septiembre y blindar los nombres de las fiestas patronales de la ciudad. Después del debate, la moción del PP fue rechazada al aprobarse una de sustitución presentada por el PSOE, en la que se recoge que “el Ayuntamiento realizará los ajustes necesarios para que las fiestas generen una mayor riqueza económica en todas las zonas de la ciudad” y sobre la denominación de las fiestas patronales, se puntualizad que “no es motivo de preocupación en la ciudadanía, pero cualquier cambio que se haga se hará en busca de un consenso”.

Antes del debate ha intervenido en representación de la Federación de Asociaciones de Vecinos Antonio Machado, Margarita García, que ha apeado al consenso en este tema, para mantenerlo al margen de la polémica política, ya que no genera ninguna inquietud entre la ciudadanía.

La que fuera concejala de Cultura y Turismo en el anterior equipo de Gobierno del PP, Mercedes Cantalapiedra, ha recordado que “en el 2011 es cuando se destapó la crisis y empezamos a reducir el presupuesto de fiestas, porque hasta entonces Zapatero negaba que hubiera crisis; después, en 2014, aumentamos los presupuestos tímidamente, pero ustedes en la oposición siempre querían reducirlo más, por eso ahora les pedimos que sean coherentes con lo que defendían”.

La primera crítica a la gestión de Cantalapiedra la realizó la concejala de Sí se Puede, Gloria Reguero, que ha repasado algunos de los presupuestos de fiestas de los años de gobierno del PP, “que llegaron a 1,5 millones de euros en el año más caro de la historia” y ha recordado que “antes eran las Ferias y Fiestas de San Mateo y aún antes eran, simplemente, las fiestas de septiembre”.

Por su parte, la concejala de Toma la Palabra, Rosalba Fronteriz, ha criticado al PP que “si querían congelar el presupuesto de fiestas lo podían haber hecho durante los años de la crisis en su Gobierno, pero no lo han hecho, al contrario, han reducido partidas como el destinado a la limpieza de colegios o educación de adultos”.

La concejala de Cutura y Turismo, Ana Redondo, ha argumentado que se trata de “una moción incoherente porque hablan de que las ferias y fiestas son un motor económico, un revulsivo, pero también empiezan a calificarlo de gasto superfluo y por eso hay que recortarlo, también porque cuando han gobernado tenían presupuestos que duplicaban el de 2015, que fue de 730.000 euros, y sobre el nombre cambiaron el patrón San Mateo por la virgen de San Lorenzo, y no pasó nada pero ahora pretenden blindar el nombre”.

No hay comentarios

Dejar respuesta