El Real Valladolid despide la temporada prolongando su pésima imagen

El pucela cede el último partido de la campaña en Zorrilla al Mallorca, 1-3, que logra la salvación en la jornada final

Álvaro Rubio lucha por un balón en el partido de hoy (Foto: La Liga).

La pésima temporada del Real Valladolid al fin ha llegado a su fin, quizá para el alivio no sólo de los aficionados que han tenido la paciencia y el gran sentimiento hacia el club para seguir acudiendo a Zorrilla pese a los resultados, sino también hacia una plantilla apática y que ha estado muy lejos de las expectativas.

El último choque en el feudo vallisoletano ha estado a la altura del resto de la campaña, con un Valladolid insuficiente para el nivel exigido a este nivel, que ha visto como el Mallorca, que se ha salvado en esta última jornada, remontaba el 1-0 para terminar ganando por 1-3. La situación del Valladolid queda fielmente reflejada en la clasificación final, con 51 puntos, extremadamente lejos de la zona noble a la que estaba llamado el equipo, y peligrosamente cerca de los puestos de descenso, ya que el conjunto balear, tras abandonar esa zona, se ha situado a sólo dos puntos del Valladolid.

Juan Villar, uno de los escasos aspectos positivos de esta campaña, abrió el marcador en el minuto 8. El tanto del máximo goleador del Valladolid en la temporada apuntaba cierta esperanza para un final digno y conciliador en Zorrilla.

Nada más lejos de la realidad, el Mallorca llegó tarde al partido pero cuando tomó posiciones sobre el césped, los de Fernando Vázquez desplegaron su juego y el pucela entró en esa dinámica sumisa que tan malos resultados le ha concedido. Brandon dio la vuelta al marcador con dos goles, en los minutos 31 y 45, dando paso a un descanso que ahora era esperanzador para los visitantes.

En la segunda parte el Valladolid terminó de diluirse para entregar el partido a un Mallorca que paladeaba su cómoda victoria, símil de una peleada salvación que ha terminado por ser también el único y triste alivio para un decepcionante Valladolid.

En el minuto 60 Pereira marcó el tercer tanto y sentenció definitivamente un partido sin historia, con la trascendencia de la salvación de los visitantes y la triste despedida de un equipo ante su afición.

No hay comentarios

Dejar respuesta