Renedo y Zaratán avanzan en el proyecto de transporte metropolitano

Se inicia la segunda fase de este trabajo piloto de la Junta de Castilla y León.

Uno de los autobuses de Auvasa en Valladolid..

La Junta de Castilla y León ha impulsado la segunda fase del proyecto piloto de transporte metropolitano en Renedo y Zaratán, en la provincia de Valladolid, a través del que se beneficia a los habitantes de su municipio mediante los bonos implantados.

De esta forma, se financia cada viaje en una cantidad de 0,65 euros o de 0,30 euros, según el tipo de abono especial u ordinario. Por lo tanto, el ahorro para los vecinos de estos municipios supone que se pasa de pagar 1,40 euros a 0,75 o 1,10 euros, una reducción importante del coste del billete para un viajero recurrente.

En mayo del año 2015 se inició la primera fase de este proyecto seleccionando un colectivo de cien usuarios de cada una de las líneas de transporte interurbano de estas dos localidades, con el fin de testear el correcto funcionamiento del sistema tecnológico implantado.

Una vez acreditado el funcionamiento de la tarjeta interurbana, y su compatibilidad con las máquinas canceladoras instaladas en la flota de autobuses de los operadores del transporte de las líneas de Renedo y Zaratán, se procede a extender su implantación a la totalidad de los usuarios de estos municipios.

Los usuarios que quieran tener la nueva tarjeta metropolitana deben cumplir varios requisitos: por una parte, para el abono de transporte especial deberán ser menores de 26 años y mayores de 65 o tener una discapacidad reconocida mayor o igual al 33 por ciento, y el abono de transporte ordinario será universal para el resto de usuarios. Además deberán rellenar un folleto informativo y únicamente se expedirá para los residentes de Zaratán y Renedo de Esgueva.

Es importante destacar que estas tarjetas, durante esta fase piloto, no se pueden utilizar en Auvasa ni en otras líneas de operadores interurbanos hasta que el proyecto continúe su implantación en el resto de municipios.

Una vez que los usuarios tengan la tarjeta y realicen la primera recarga, momento en el que se cobrará la fianza de tres euros, las tarifas serán de 0,75 euros el viaje para el usuario del abono especial y 1,10 euros para el abono ordinario. Las familias numerosas tendrán un precio más reducido. Las tarjetas podrán ser recargadas en el autobús.

En unos meses, y después de comprobar el correcto funcionamiento del sistema en un volumen masivo de usuarios, se continuará con la implantación de la tercera fase del proyecto en los restantes municipios del Area Funcional Estable de Valladolid en base a la búsqueda de perfiles específicos de usuario -que transborden en líneas interurbanas, utilización superior a 40 viajes mensuales, etc-. Todo ello para llegar a su total implantación combinando ya transbordos urbanos e interurbanos, y por tanto en coordinación con el operador urbano de transportes del Ayuntamiento de Valladolid (AUVASA) a finales del presente año.

No hay comentarios

Dejar respuesta