Las calles de Valladolid vibran con la procesión del Corpus Christi

Veintidós cofradías han participado en este peregrinaje, escoltadas por los pasos de la Santa Custodia y la Sagrada Cena.

Un Corpus Christi excepcional es el que ha vivido Valladolid. Por su poder de llamamiento multitudinario y por el hecho de haberse celebrado un domingo por la tarde, cuando tradicionalmente esta procesión se realiza por la mañana.

La lluvia respetó durante todo un recorrido, no así en la misa multitudinaria en Recoletos, en el que los protagonistas fueron las niñas y niños que han realizado su primera comunión durante este año. Unos chavales de diez años que disfrutaban con el caminar tras cualquiera de las 22 cofradías que han tomado parte de esta procesión.

Muchas ramas de romero y pétalos de rosa marcaban el camino que estas cofradías han realizado desde el Paseo Central del Campo Grande hasta la Catedral de Valladolid. Entre medias han recorrido la calle Santiago, Plaza Mayor (dando la vuelta por delante del Ayuntamiento), Ferrari, Fuente Dorada, Cánovas del Castillo, Catedral y Arribas.

Durante el trayecto de esta procesión del Corpus Christi, animada con cornetas y tambores, se dejaba sentir la Semana Santa, pero sin tanta solemnidad. Un camino en el que han alumbrado los pasos de la Santa Custodia y la Sagrada Cena, además de los altares colocados por las 22 cofradías a pie de calle para que los devotos pudieran disfrutarlos.

Un peregrinaje que abarrotó las calles más céntricas de Valladolid y que se disfrutó de manera única en esta tarde de la novena semana desde el Domingo de Resurrección en la que la lluvia respetó e incluso el sol se dejó ver entre las portentosas nubes, que también quisieron celebrar un Corpus Christi excepcional.

No hay comentarios

Dejar respuesta