Sorprendido cuando conducía sin permiso y triplicaba la tasa de alcohol

Un varón de 31 años fue interceptado la madrugada de este viernes por la Policía Municipal de Valladolid tras dar claros síntomas de ir al volante bajo los efectos del alcohol.

La Policía Municipal de Valladolid ha interceptado durante la madrugada de este viernes a un varón de 31 años que conducía sin permiso, puesto que nunca lo había obtenido, y que triplicaba la tasa de alcohol permitida.

Según han informado fuentes policiales a este periódico, los hechos ocurrieron a las 5.45 horas de este viernes, cuando una patrulla de la Policía Municipal dio el alto a un conductor en la calle San Blas tras observar que conducía bajo la influencia del alcohol.

Tras darle el alto, comprobaron que conducía sin permiso de circulación y después le realizaron dos pruebas de alcoholemia. En la primera de ellas dio positivo con 0,85 mg/l, y en la segunda arrojó unos datos de 0,83 mg/l, según las mismas fuentes de la Policía Municipal.

Se le imputan así dos delitos contra la seguridad vial, por conducir sin permiso y por superar ampliamente los límites de alcohol que permite la ley. El conductor no fue detenido pero se le han abierto diligencias en el juzgado, que tendrá decidir sobre las sanciones. Además de las administrativas, las penas pueden ir desde la retirada del carné -que no poseía- hasta la prisión.

Una vez interceptado, del vehículo que conducía se hizo cargo un amigo que también tuvo que pasar la prueba de alcoholemia.

No hay comentarios

Dejar respuesta