La Calle propone movilizaciones en Laguna contra el “tasazo” del agua

Además se quejan de la subida de los abonos en las piscinas municipales, así como del aumento del IBI.

La Asociación Vecinal La Calle, de Laguna de Duero, miembro de la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos y Consumidores Antonio Machado, denuncia que el “tasazo” del agua en vigor “carece de toda la justicia fiscal esperada”. 

En un comunicado recogido por este periódico, se quejan de que los vecinos que menos consumen pagan el metro cúbico “mucho más caro” que los grandes consumidores. Por ello, consideran “un grave perjuicio” que un vecino que alcance los diez metros cúbicos pague cada uno de ellos a 2,36 euros; mientras que uno que consuma 100 lo pague a 1,44 euros el metro cúbico. Igualmente, señalan, resulta el mismo precio si se consumen 40 o 65 metros cúbicos, a 1,36 euros.

“Esto es el efecto de los cánones fijos y los tarifazos lineales en el alcantarillado y depuración. Teniendo en cuenta los tramos ya se puede comprobar cómo en Laguna salen más caros que en Valladolid, donde se depuran nuestras aguas residuales”, afirma la Asociación Vecinal La Calle.

Por ello, junto al incremento “entre el 10 y 21% en el precio de las piscinas públicas y el incremento del IBI de más del doble” del coste del servicio de recogida de basuras, proponen la primera movilización por una “fiscalidad justa” en los primeros días de junio. “Los tributos hay que pagarlos pero con justicia y proporcionalidad”, defienden.

En el mismo comA3-CARTEL-ASAMBLEA-VECINALJUNIO-2016-webunicado afirman que esta “indignación vecinal” ha sido el resultado de ver cómo, con explicaciones insuficientes y argumentos contradictorios, la factura mensual se ha incrementado por término medio un 81% y la escalada de precio ha alcanzado un 59,6% por metro cúbico facturado. “Desde el año 2010 a 2015 el metro cúbico ha pasado de 0,55 a 1,41 euros”, señalan.

“A pesar de la supuesta congelación que defiende el gobierno municipal, la factura real que llega a los bo
lsillos ha experimentado un claro ascenso más pronunciado en quien menos consume, contra lo marcado en la Directiva Europea del agua”, se quejan desde la Asociación Vecinal La Calle.

Además, denuncian que los “fuertes incrementos” de las piscinas públicas son el detonante de que salgan a la calle de nuevo. La subida del 21% en el bono individual y del familiar de dos miembros, del 18% en familias de tres miembros, “va a dejar a vecinos en las p
uertas, provocando justo lo contrario de lo pretendido de incrementar la recaudación”.

Por último, afirman que la
tiene como consecuencia un aumento de recaudación de 922.750 euros, según informes municipales. “Teniendo en cuenta el coste de servicio de recogida de basuras de 297.000 euros de la liquidación, su incremento tiene más de dos tasas de basuras sin descontar la eliminación de gestión de sus recibos”, señalan.

No hay comentarios

Dejar respuesta