Blanco y verde para los nuevos autobuses híbridos de Auvasa

No podrán funcionar con propulsión eléctrica al 100 por ciento hasta que se instalen las infraestructuras de recarga, en un plazo de un año

Uno de los nuevos autobuses (Foto: AuvasaPucela).

Los nuevos autobuses híbridos de Auvasa van a llevar una decoración diferente al resto de la flota, con el blanco y el verde como colores dominantes y algún detalle en color carmesí. Una imagen publicada en la red social Twitter por @AuvasaPucela ha puesto sobre la pista de este cambio en la decoración de los autobuses municipales que, por el momento, se quedará en estos cinco nuevos vehículos que han adquirido Auvasa y el Ayuntamiento de Valladolid, tal y como ha explicado a Europa Press el concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez.

En cuanto a la nueva pintura, Luis Vélez ha explicado que se ha optado por que estos cinco nuevos autobuses se identifiquen con los colores ligados a Auvasa, el verde y el blanco, mientras que en la parte trasera llevarán un detalle en color carmesí –el de la bandera oficial de la ciudad– que reproduce las llamas que lleva el escudo. El blasón de la ciudad, no obstante, incorpora llamas, pero son de color de oro sobre fondo gules.

Como ha añadido el edil del PSOE, el color verde también se identifica con los motores poco contaminantes, como es el caso de los híbridos, y de hecho el verde ya está presente en algún detalle de la carrocería del vehículo híbrido que funciona desde hace cinco años en la línea 7.

En todo caso, Vélez ha recalcado que el color “no es importante” y ha matizado que no se trata de un cambio para “romper” con el blanco y el azul establecidos durante el primer mandato del exalcalde del PP, Francisco Javier León de la Riva, que cambió por estos colores el rojo y beige que llevaban los vehículos de Auvasa anteriormente.

De hecho, según el edil del PSOE, el equipo de Gobierno no ha decidido si los otros doce nuevos autobuses que se prevé adquirir este año con fondos del remanente presupuestario de 2015 llevarán también esta decoración en verde, blanco y carmesí. “Vamos a ver qué tal resultan éstos y ya se decidirá”, ha añadido el concejal de Seguridad y Movilidad.

2,5 MILLONES DE EUROS

Se trata de cinco autobuses cuya compra se empezó a tramitar en el año 2015 pero no pudo formalizarse antes del fin de año, por lo que ha sido necesaria una modificación de créditos para contar con una partida. Auvasa aportará aproximadamente 1,25 millones de euros para la compra de tres de ellos, mientras que el Ayuntamiento de Valladolid, con cargo al proyecto europeo Remourban, pondrá una cantidad similar para los dos restantes y la instalación de las infraestructuras de recarga que se colocarán en el inicio de y el final del recorrido de la línea 7, a la que se destinarán los cinco vehículos.

Lo que sí se conoce es que, por el momento, estos autobuses funcionarán con propulsión híbrida con diesel ya que no podrán impulsarse al 100 por ciento con energía eléctrica hasta que se instalen las infraestructuras de recarga, que se colocarán en el inicio y final de la línea, actualmente situadas en los barrios de Arturo Eyries y de Belén (calle Nochevieja).

No hay comentarios

Dejar respuesta